Marco Antonio Mena: a gobernar sin oposición
9 noviembre, 2016
Jurisdicción Sanitaria II emite recomendaciones ante temporada de frío.
9 noviembre, 2016

Al mal paso … Darle prisa.

En esta ocasión es el refrán que utiliza el edil de Huamantla José Alejandro Aguilar, pues consiente de que está por concluir su administración (afortunadamente) ha dado instrucciones de dar celeridad a los trabajos del proceso entrega recepción, o por lo menos es la instrucción que ha girado a sus más cercanos, sí a aquellos que lo han dejado mal parado y con una pésima percepción ante la ciudadanía.

Y es que, por lo menos servicios públicos municipales (área que pareciera acéfala durante los últimos años), la Secretaria del Ayuntamiento, Obras públicas (en donde carecen de conocimiento y práctica, según obras ejecutadas), la dirección de cultura (en donde todos mandan), la de desarrollo económico (que está tomada por su incondicional Luis Fabián González), el área jurídica, la de comercio (el lugar donde más dinero se llevaron a la bolsa), Tesorería (en donde el alcoholismo ya dejo problemas personales); por mencionar algunas, ya han recibido indicaciones de carácter urgente para ir cerrando pendientes o seguir perdiendo el tiempo con un salario garantizado por su compadre, padrino, amigo o patrón.

De manera desafortunada esta orden no es por atender a lo que marca la ley, es decir, respetando lo que a la letra dice la LEY DE ENTREGA-RECEPCIÓN PARA EL ESTADO DE TLAXCALA Y SUS MUNICIPIOS que cita:
Artículo 5. El procedimiento de entrega-recepción debe entenderse como un acto de corresponsabilidad que debe contener, entre otros aspectos, las obligaciones de los servidores públicos para:
I. Preparar con oportunidad la información que será objeto de la entrega-recepción, la cual se referirá a la función que desarrolló el servidor público saliente, así como al resguardo de los asuntos y recursos que estuvieron bajo su responsabilidad;
II. Mantener actualizados los archivos documentales y magnéticos de la información que se generó por el manejo de los asuntos y recursos que estuvieron a su cargo, y
III. Dar cuenta de los asuntos y de los recursos de los órganos de gobierno.

No, eso no ocurre en Huamantla; ahora la prisa en la administración de las NO SOLUCIONES es por un compromiso familiar del edil, al cual deberá ir hasta las Europas para hacer la entrega oficial de su primogénita.

Con esto, suma más desaciertos para el edil panista, que sigue con el sueño de la senaduría en tiempos próximos, la pregunta aquí es… ¿las nuevas autoridades aceptaran un proceso de entrega – recepción llena de prisas y sin explicaciones ante la autoridad correspondiente? … Habrá mucho que ver, lo cierto es que el encargo de los que se encuentran en el gobierno tiene tiempo para concluir y salario por devengar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *