Otras 10 cuentas públicas son aprobadas por el Legislativo
24 noviembre, 2016
Matan a balazos al actor Renato López ! 
25 noviembre, 2016

Alicia y el Tlaxcala de las maravillas

Cuando no se escucha ni se ve a la ciudadanía, las autoridades crean sus propias realidades, esas que están muy cercanas a una especie de sueño guajiro y de plano, un cuento de hadas, como el escrito por Lewis Carroll. La procuración de justicia en la entidad solo se puede advertir así, de acuerdo con la visión de la Procuradora, que vive en una especie de “Alicia y su Tlaxcala de las maravillas. Como dice el refrán, no hay peor ciego que el que no quiere ver. Muestra de ello es la realidad creada en torno a la masa encefálica de la otrora humilde, sencilla y hasta amigable Alicia Fragoso Sánchez, quien como procuradora de Justicia del estado la perdimos. Ella piensa y cree, o al menos eso trata de endilgarnos y hace creer al gobernador Mariano González Zarur, que Tlaxcala volvió a recuperar un escaño en el ranking nacional de seguridad, pues ahora somos la tercera entidad del país con menor índice delictivo.
Y para justificar su idea, la ex empleada del ex gobernador Alfonso Sánchez Anaya nos recetó ayer una serie de cifras que de suyo, no son fiables para autoasignarse esa posición, pues éstas solo se refieren a una baja incidencia delictiva a partir de denuncias penales interpuestas ante la Procuraduría General de Justicia del estado.
Lo dicho, doña Alicia ya la perdimos.
Ella más que nadie sabe que la sociedad no confía en sus autoridades judiciales y por ende, por cada delito denunciado, hay mucho más que se omiten poner en conocimiento de las autoridades.
“Esto no quiere decir que no exista una cifra negra, por supuesto que la hay, cifra que desconocemos cuál sea el número exacto en virtud de que hay ciudadanos, que a pesar de haber sufrido un delito, no hay denuncia”, nos matizó ayer en su participación la sesión del Consejo Estatal de Seguridad Pública.
Con esa posición maniquea, Fragoso Sánchez afirma que Tlaxcala se encuentra en el tercer lugar nacional de entre los estados con menor incidencia delictiva, sólo por debajo de Nayarit y Campeche, al presentarse, de enero a septiembre de este año, 5 mil 26 denuncias.
Pero peor aún, con esa dato como referencia absolutista, la funcionaria de manera temeraria asegura que de 2011 a la fecha ha descendió la incidencia delictiva en Tlaxcala, pues mientras que en 2011 se radicaron 5 mil 828 denuncias; en 2012, 6 mil 275; 2013, 6 mil 764; 2014, 6 mil 792; 2015, 6 mil 889 y en 2016 –al que le restan 36 días-, 5 mil 26 denuncias radicadas. Amigo lector, no se enoje conmigo, no lo dije yo, es la realidad de Alicia Fragoso.
Ella detalló que a través del sistema penal anterior, de 2011 a la fecha se radicaron 41 mil 691 averiguaciones previas, lo que implicó que se iniciarán 9 mil 849 procesos, de las cuales se obtuvieron 2 mil 43 sentencias condenatorias. Observó que existen varios casos en trámite.
Pero ya con el Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP), que se aplica en Tlaxcala desde 2014, se han radicado 4 mil 519 carpetas de investigación y 8 mil 315 actas de hechos; además, se han realizado 3 mil 85 mediaciones favorables; se han desahogado 439 audiencias, radicado 195 causas penales, vinculado a proceso por delitos no graves a 30 personas y por delitos graves a 16; y se lograron dos sentencias condenatorias y ninguna absolutoria.
Para lograr esa reducción al índice delictivo, afirmó la procuradora, se realizaron 2 mil 506 operativos coordinados con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la delegación de la PGR, la PF, la Comisión Estatal de Prevención contra Riesgos Sanitarios (Coeprist), la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC), la CES y la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), solo que no informó que si en estas acciones incluyó aquellas movilizaciones policiacas que ha hecho para rescatar a sus amigos o bien, para apoyar a sus “cuatas” cuando buscan mostrar poder, como esa empresaria restaurantera situada en las inmediaciones del Palacio Legislativo en Tlaxcala.
Toda esa perorata y la actitud de la funcionaria, de verdad, hizo que por lo menos unos 10 acaldes en funciones abandonara el informe y otros funcionarios, entre estatales y federales, hasta se burlaran de esa realidad que solo existe en la humanidad de Fragoso Sánchez.
La mujer de hierro, como se auto calificó después de que fuera designada por la LX Legislatura local, debería ensuciarse los zapatos, caminar por la calle –sin guaruras- para darse cuenta de la realidad que vive nuestra entidad o por lo menos, leer los medios de comunicación que a diario dan cuenta de hechos delictivos, esos que no aparecieron en su informe. Nuestro estado vive, de acuerdo con la Procuradora, una especie de Alicia, en el Tlaxcala de las maravillas.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *