Transcurre trágica la fiesta de XV Años de Rubí !     
26 diciembre, 2016
Presidente de San José Xicohtencatl rinde informe de actividades.
27 diciembre, 2016

Dos deben ser las prioridades de los futuros diputados

Dos deberán ser los ejes torales en el ejercicio parlamentario de la próxima legislatura, que aunque corta en su duración, debiera apuntalar esas prioridades: La creación del sistema estatal anticorrupción y legislar en torno a los derechos humanos de tercera generación y cuarta.
En el preámbulo del inicio de las funciones de la próxima legislatura, algunas de las bancadas como la del PRD, Panal y Acción Nacional, principalmente, han dado visos de cuáles serán sus cartas de cara a los próximos 20 meses. La mayoría se han pronunciado solo por los espacios de poder y toma de decisiones en el Poder Legislativo y las menos, en presentar sus propuestas de programa legislativo, equivocadamente llamadas agenda legislativa.
Sin creemos que es urgente que los grupos parlamentarios que darán forma a la LXII Legislatura local aboquen su carga de trabajo en concretar el sistema estatal anticorrupción.
El 27 de mayo de 2015, se publicó la reforma constitucional que creó el Sistema Nacional Anticorrupción, como instancia de coordinación entre autoridades de todos los órdenes del gobierno y que dota de facultades y obligaciones a los estados.
Sin embargo, en el ámbito estatal nada se ha hecho en la materia, y son diversas las omisiones que deben atenderse a fin de dotar a los tlaxcaltecas de mecanismos para hacer frente a la corrupción, sobre todo, porque recientes estudios demoscópicos oficiales dan cuenta de que la ciudadanía asume que este flagelo está tan arraigado que ocho de cada 10 personas lo percibe o ha sufrido de éste.
Por lo menos, en el ámbito local, se deben expedir normas que tengan que ver con las sanciones y responsabilidades Administrativas que combatan la corrupción; Establece las responsabilidades administrativas y la obligación de los servidores públicos, de presentar declaraciones patrimonial, de conflicto de intereses y fiscal.
También deberían expedir acciones legales para fortalecer las sanciones aplicadas por el Órgano de Fiscalización Superior; adecuar el marco normativo penal y civil, para establecer las sanciones que serán acreditables a quienes cometan actos de corrupción, tanto servidores públicos como particulares.
Otro de los temas pendientes de legislar en Tlaxcala es y ha sido respecto a los derechos humanos de tercera generación, en los cuales nuestra entidad tiene graves rezagos a pesar de las constantes enmiendas y reformas constitucionales.
De acuerdo a la escuela positivista los derechos fundamentales sólo existen gracias a la intervención del Poder Legislador ya que un derecho sólo puede ser exigible frente al juez una vez el Poder, el Estado, el legislador o el creador del Derecho, lo haya plasmado como tal en una norma perteneciente el ordenamiento jurídico.
Por ello, urge que nuestros nuevos legisladores garanticen en norma asuntos como el derecho de los pueblos a la autodeterminación; a la identidad estatal y cultural; la coexistencia pacífica, al uso de los avances de las ciencias y la tecnología; el medio ambiente, al patrimonio común de la humanidad y al desarrollo que permita una vida digna, entre otros.
Pero también se deben atender los derechos humanos de cuarta generación, mismos que han evolucionado con la tecnológica de finales del siglo XX y principios del siglo XXI y la consecuente aparición de lo que se denomina Sociedad del Conocimiento.
En esta nueva etapa de la humanidad, las libertades y derechos se han introducido en el espacio digital lo que ha provocado que su reconocimiento y protección por parte del Estado constituya un verdadero reto por parte del sistema jurídico.
Con ello, nuestros diputados futuros deberían legislar en torno a al derecho a acceder al espacio que supone la nueva sociedad de la información en condiciones de igualdad y de no discriminación; garantizar el uso del espectro radioeléctrico y de la infraestructura para los servicios en línea sean satelitales o por vía de cable; en el derecho a la autodeterminación informativa y muy en especial, generar la legislación en torno al derecho al Habeas Data y a la seguridad digital.
Nota al margen.
La ex presidenta del extinto Instituto Electoral de Tlaxcala y ex empleada del gobernador Mariano González Zarur, Mary Cruz Cortés Ornelas se perfila para ser designada como la futura magistrada del Tribunal Superior de Justicia del estado. Con ello, será y es la máxima voluntad del mandatario en turno la que se imponga.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *