A partir del 3 de enero iniciará funciones nueva magistrada: TSJE
28 diciembre, 2016
No se logro cubrir deuda de Carlos Ixtlapale en administración de Alejandro Aguilar.
29 diciembre, 2016

Abusos e ilegalidades, sino de nuestras autoridades

Abusos, despilfarro, ilegalidades, anomalías y otros calificativos podríamos acabarnos para tratar de definir lo que al final de sus respectivos mandatos constitucionales cometieron nuestras autoridades. Legisladores, alcaldes y desde luego, de la administración estatal, entre ellas, el mandatario Mariano González Zarur, no se escapan de unas y de otras.
El próximo viernes concluyen su encargo los diputados locales, quizá clientes asiduos a mis líneas y no por ello, los que más abusos en el ejercicio de la función pública hayan cometido, pero sí de los que tenemos mayor documentada su conducta.
Ayer confirmamos el secreto a voces que pulula por todo el Palacio Legislativo en torno a esos abusos. Los diputados se repartieron entre todos algo así como 15 millón 626 mil 582.3 pesos en pagos y gratificaciones de fin de año. Sin embargo, el monto pudiera ser mayor en virtud de que los congresistas están a la espera de una asignación adicional antes de que termine esta semana.
Con ello, cada uno de los 31 integrantes de la LXI Legislatura local en funciones recibió 504 mil 83.30 pesos, todo ello por diversos conceptos y prestaciones, según se advierte en un documento en poder de este reportero.
De acuerdo con el desglose de las percepciones, dicen algunos, de los abusos, cada uno de los 31 diputados que están en funciones obtuvo ingresos por 95 mil 909.15 pesos por concepto de aguinaldo, además de un bono anual único por un monto similar al aguinaldo, también recibió por fondo de ahorro correspondiente por 130 mil pesos, además de un pago de 50 mil 260 pesos por concepto de servicio médico.
Entre otros fondos y recursos que recibieron los diputados que dejarán el cargo el próximo viernes, es una partida de ayudas sociales a personas, conocida como gestión social, por un monto de 50 mil pesos para cada uno; mientras que por apoyo por término del primer y segundo periodo, fue de por 30 mil pesos.
Mientras que por pago del salario o retribución correspondiente a la primera quincena del mes de diciembre recibieron 27 mil 879 pesos, así como el tradicional apoyo para el pago de combustible por un monto de 10 mil 600 pesos.
Otras prerrogativas que les liberaron a los diputados fueron las de ayudas sociales a personas por fracción parlamentaria por la cantidad de 7 mil 373 pesos; además de otros 5 mil pesos para el pago de un segundo auxiliar y mil 153 pesos adicionales que cada diputado percibe para el pago del servicio telefónico.
Sin embargo, esas asignaciones, trascendió, son parciales, pues no se descarta la posibilidad de que antes de que concluyan su mandato pudieran otorgarse alguna otra prestación o beneficio financiero.
En el caso de los alcaldes, la realidad de los abusos es similar. De acuerdo con un regidor de Apizaco, el alcalde panista de esa demarcación, José Luis Rodríguez, dejó de pagar los salarios correspondientes al mes de diciembre de todos los trabajadores con cargos de jefatura, dirección y secretarías, así como algunos más de confianza, con el argumento de que esos recursos serían su “aportación” por haber tenido trabajo en los últimos tres años y sobre todo, si querían tener posibilidades de un empleo en su nuevo encargo, que dice, le tienen asegurado en la nueva administración estatal.
Mientras que alcaldes como Antonio Mendoza Romero de Chiautempan, Francisco Román de Zacatelco y Alejandro Aguilar de Huamantla, entre otros muchos más, son señalados por tratar de dejar a toda su parentela, amigos e incondicionales, en la nómina sindical, y para ello, han asignado plazas a discreción sin importar el daño que harían al erario.
Y del Ejecutivo que podríamos decir, pues en el último mes realizó compras –vía asignación directa o con una deficiente licitaciones- de decenas de millones de pesos y sobre las cuales, pesan señalamientos de favoritismos y tráfico de influencias para beneficiar a sus amigos.
El cierre de mandatos está teñido con un color de ilegalidad que ensombrece la función que desempeñaron. Lo único bueno de todo esto es que ya se van, aunque los que llegan, no garantizan por sí solos que las cosas cambiarán.
Nota al margen
No me voy. Me quedo, por si estaban con el pendiente mis inocentes palomos.
El viernes, después de las 15 horas, Tlaxcala sabrá los nombres de los futuros funcionarios estatales. Quizá no todos, pero si los más importantes estarán en esa lista oficial que se develará, bueno, eso si no cambia el parecer del futuro mandatario. Al PS, Panal y PVEM creo que les darán más de lo que esperaban, incluso a los del PRD. Al PRI, bueno a sus militantes, no le irá como soñaba.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *