Aplicar plan de austeridad pide PRD al Gobierno del Estado
15 enero, 2017
Coespo espera sensibilidad para la integración de los consejos municipales
16 enero, 2017

Blanca Águila y la búsqueda del botín político

Blanca Águila no quiere dejar pasar la oportunidad que tiene ante sí de erigirse como la jerarca de las huestes del PRI en Tlaxcala y el botín político de ello es amplio. Con ese objetivo ya busca la manera de perpetuarse en el cargo por lo menos hasta después de los comicios federales de 2018.
Este fin de semana, la química de profesión logró su propósito de llegar a la presidencia del Comité Directivo Estatal del PRI, uno de los primeros movimientos de todos los que habrá en los próximos días en las estructuras gubernamentales y priistas.
Tal y como lo adelantamos el pasado viernes en este mismo espacio, los movimientos del engranaje gubernamental está en camino y a decir de los propios, estos días serían cruciales en la vida política de varios priistas –y de sus aliados- que han puestos en el fuego las castañas.
La primera fue Blanca Águila, la también secretaria general de la sección XXVII del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (Sntssa) y dirigente estatal de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), se hizo de la presidencia estatal del PRI para un periodo de al menos 60 días, plazo que tiene para la celebración de un proceso interno para elegir a quien concluirá el mandato que dejó inconcluso Marco Antonio Mena Rodríguez.
Sin embargo, ella y su equipo trabajan ya para que sea ratificada en el cargo o en su caso, no haya ningún proceso interno hasta después de los comicios por la sucesión presidencial, renovación de las cámaras de diputados y senadores del Congreso de la Unión y de los legisladores locales.
Los argumentos que desde ahora apuntan los fieles seguidores de la Blanca Águila es que no puede haber un proceso interno por la presidencia priista porque Tlaxcala no ha terminado sus elecciones. Debe postular candidatos y participar en los comicios extraordinarios para elegir a diversos presidentes de comunidad, lo cual podría postergarse hasta el mes de abril o mayo.
Y después de ello, estiman, inicia el año electoral que tendrá su desenlace con la jornada comicial del próximo año en la que se renovarán los poderes Ejecutivo y Legislativo federal, así como el Congreso del estado.
Para ello, las huestes de doña Blanca Águila se pretenden ajustar a lo establecido en sus estatutos que establece que el proceso de renovación de las dirigencias de los Comités Ejecutivo Nacional, Directivos Estatales y del Distrito Federal, municipales o delegacionales y seccionales, por término de período, no debe coincidir con ningún proceso interno para postular candidatos a cargos de elección popular del mismo nivel o superior, ni entre el inicio del proceso y hasta el día de la calificación del cómputo de la elección constitucional de que se trate.
La superposición de los calendarios señalados en el párrafo anterior será causa justificada para que el Consejo Político Nacional acuerde una prórroga al periodo estatutario del Comité Ejecutivo Nacional. En el caso de los Comités Directivos Estatales o del Distrito Federal, municipales, delegacionales y seccionales, el Comité Ejecutivo Nacional, con similar causa justificada, acordará la prórroga correspondiente hasta el día de la calificación del cómputo de la elección constitucional de que se trate. Si durante la prórroga acordada en los términos del párrafo anterior se presenta la ausencia definitiva de los titulares de la Presidencia y/o de la Secretaría General del Comité Ejecutivo Nacional, el Consejo Político Nacional designará a los dirigentes provisionales hasta el término de la prórroga acordada. Tratándose de los Comités Directivos Estatales o del Distrito Federal, el Comité Ejecutivo Nacional designará a los dirigentes provisionales y respecto de los Comités Municipales, Delegacionales o Seccionales, el Comité Directivo Estatal o del Distrito Federal, previo acuerdo con el Comité Ejecutivo Nacional, hará la designación respectiva.
A estas disposiciones se quiere ajustar doña Blanca Águila, pues el botín político es alto. Candidaturas al senado y a la Cámara Baja del Congreso de la Unión, a las diputaciones locales. Son varios los espacios y postulaciones en las que ella quiere tener mano y de ser posible, postularse a un cargo de elección popular. Sino lo cree, es cuestión de que demos tiempo, pero es previsible, aunque falta saber los planes que para ella tiene el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *