La Secretaría de Políticas Públicas, registra más de mil propuestas para el PED
8 marzo, 2017
Se instala comisión para la entrega de la presea “Unidad, Orgullo Y Compromiso Magisterial”
9 marzo, 2017

Política pública no es ni capricho ni imposición del PED

Las políticas públicas son acciones de gobierno con objetivos de interés público, que surgen de decisiones sustentadas en un proceso de diagnóstico y análisis de factibilidad. A ese diagnóstico se han abocado las estructuras del gobierno estatal en las cuatro últimas semanas.
Este jueves concluye el ejercicio convocado por el gobierno estatal para recabar propuestas y realizar ese diagnóstico del estado de las cosas que guarda Tlaxcala respecto a la vida pública.
Con esa información será ideal que el gobierno estatal cree objetivos de interés o beneficio público, a partir de un método que permita generar acciones para asegurar que la decisión tomada es la mejor alternativa posible para resolver un determinado problema público.
De ello depende el éxito, porque de buenas intenciones hay miles de páginas escritas cada sexenio en la conformación del Plan Estatal de Desarrollo y que son letra muerta y burla ciudadana.
Aquí dependerá el talante del nuevo funcionario estatal –sin secretaría, porque no existe en los hechos-, Lenin Calva, quien como encargado de lo que será el área de Políticas Públicas y Participación Ciudadana, deberá dar rumbo y sentido a cerca de 2 mil propuestas que estima recabar para la elaboración del Plan Estatal de Desarrollo (PED) 2017 -2021.
Pero más allá de las cifras, será necesario conocer el talante, capacidad y habilidad de éste y otros funcionarios, para trasformar las posiciones y demandas recabadas en los 16 foros en tiros de precisión para atender y resolver los pendientes que tiene Tlaxcala.
Son muchas las dudas que se ciñen en la humanidad del ex líder magisterial respecto a la capacidad que tiene para amalgamar las demandas y propuestas sociales con el pensamiento y los proyectos del gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez.
Sí, es cierto, Calva Lira no será el encargado de hacer el proyecto final; para ello, hay un grupo multidisciplinario y de especialistas, pero el maestro de profesión debería tener el pulso de lo que quieren los tlaxcaltecas, lo que propone su jefe político y desde luego, lo factible para Tlaxcala. De lo contrario, ni construiremos ni creceremos juntos.
Las próximas semanas, según el anuncio oficial, el Plan Estatal de Desarrollo estaría listo a finales de marzo, serán vitales para estructurar el futuro de Tlaxcala en el que la gobernanza moderna con una clara atención de los actores, el mercado y gobierno, deberán convertirse en uno mismo para lograr el impulso añorado para Tlaxcala.
De no lograrse esto, construir un verdadero proyecto de beneficio social con el impulso de todos los sectores, Tlaxcala vivirá más de los mismo, políticas públicas convertidas en determinaciones e imposiciones políticas, con cartas de buenas intenciones con la finalidad única de perpetuarse en el poder público.
Una acción de gobierno que no busca el interés público o que no está sustentada en un proceso de diagnóstico y análisis, no es una política pública, simplemente es un acto de autoridad. Por ello, lo que viviremos será importante y ojalá no se dilapide el esfuerzo de los actores para legitimar una imposición gubernamental porque de ser así, ni creceremos ni construiremos juntos.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *