Procedente, solicitud de candidato a presidencia del CDE del PRI
18 marzo, 2017
Dará nueva titular de la SEGOB continuidad a los trabajos de la dependencia
20 marzo, 2017

PRI y la adversidad de su realidad

El PRI está en una posición adversa frente al electorado de cara a los comicios del próximo año. Hoy como nunca la sucesión presidencial y la renovación del Congreso de la Unión es adversa para el tricolor, lo que obliga a las huestes del partido hegemónico a cambiar de estrategias y acciones precisas para buscar mantenerse en el poder y de paso, no perder la mayoría relativa en el Senado y en la Cámara de Diputados.
Adversa es la perspectiva porque la mayoría de las encuestas ubican al PRI en una clara decadencia frente al electorado, la peor de su historia, incluso, de aquella que en 2006 se ubicó hasta en tercera posición de la elección presidencial y desde luego, ninguno de los perfiles políticos que se observan como sus principales cartas a suceder al presidente Enrique Peña Nieto, logran conectar con el electorado.
Por ejemplo, la más reciente encuesta realizada por la empresa Consulta-Mitofsky da cuenta que el PRI se encuentra hasta la tercera posición de preferencias entre el electorado, pues pasó de 20 puntos porcentuales que tenía en 2016, ahora lo ubica en un pírrico 13 por ciento.
De manera precisa establece que 19 por ciento de los mexicanos declaró que votaría a favor del PAN, 16 por ciento por Morena y 13 por ciento por el PRI. Estos resultados incluyen a un 39 por ciento de la población que no declaró preferencia alguna. Quitando a este segmento, y recalculando los porcentajes sólo para las personas que manifestaron alguna opción partidista, el PAN traería el 31 por ciento de las intenciones de voto, Morena el 26 por ciento y el PRI 21 por ciento.
Si de por sí el tricolor estaba ya en los huesos, ahora está peor, por debajo de la votación más baja que obtuvo en su historia en la elección presidencial de 2006, que logró, insisto, 22 por ciento.
Y la adversa situación se recrudece cuando en dicho estudio demoscópico se ubica al tricolor en primer lugar pero respecto al rechazo ciudadano, pues el PRI encabeza la lista, con 51.5 por ciento, seguido del PVEM y PRD, con 33.2 y 30.7 por ciento, respectivamente.
En contraste, los únicos partidos que lograron disminuir su porcentaje en este indicador de animadversión son el PAN, que pasó de 30.7 a 28.4 por ciento; Movimiento Ciudadano de 28.1 a 26.6 por ciento; candidato independiente: 26.8 a 25.7 por ciento; Morena: 30.2 a 29.7 por ciento y PRD de 33.5 a 30.7 por ciento.
Ante esta realidad, en la que las preferencias electorales las encabeza en cualquier encuesta el virtual y el -casi inevitable- tres veces candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, desde la presidencia de la República se ha decidido apostar por fortalecer al PRI y con ello ha emprendido una serie de acciones que buscan, detener la caída en las preferencias electorales y sobre todo, “activar y aceitar” la maquinaria partidista para revertir toda esta realidad.
De ello, Tlaxcala no estará ajena. El arribo de la nueva dirigencia priista será una de esas estrategias –que se han replicado o están en ciernes en otras entidades. Ahí está Veracruz, Oaxaca, Estado de México que viven su reestructuración.
La tarea no es menor para la inminente nueva dirigencia priista, que encabezará Florentino Domínguez Ordóñez sobre todo, porque en las dos últimas elecciones federales, el PRI ha resultado derrotado en los comicios y ha sido relegado hasta la tercera posición y ante todo, porque tendrá que activar a un partido que no fue tomado en cuenta por el ex gobernador Mariano González Zarur y porque pos 12 años, a sus dirigentes, de manera personal, les fue muy bien siendo oposición.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *