Atiende la CGE a más de 65 mil visitantes en Semana Santa
16 abril, 2017
Solo el 6.12% de las solicitudes de información se hacen a través de APP’s
17 abril, 2017

Fiasco el número de emergencia 911; ni rápido ni oportuno

Emigrar del 066 al 911 no significó ningún cambio o beneficio para la ciudadanía en cuanto a una rápida y oportuna atención a las emergencias, porque las fallas y tardanzas son las mismas del sistema anterior, sólo fue un cambio de membrete con un exceso de publicidad que al final se ha convertido en un fiasco.
Y peor aún, aunque el mal ha sido histórico, los cuerpos de seguridad muchas de las veces llegan sin el equipo y herramientas necesarias para hacer frente a las emergencias.
El pasado 3 de octubre entró en funciones el número único de emergencias 911 en los estados de Colima, Coahuila, Chiapas, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Quintana Roo, Sonora, Baja California, Puebla, Zacatecas y desde luego Tlaxcala,.
Después, en enero pasado, entró en operación en el resto del país, incluida la Ciudad de México.
Sin embargo, desde su entrada en operación, han sido constantes y reiteradas las fallas, porque han reiteradas ocasiones que las llamadas al número de emergencia son atendidas, vía redireccionadas, a otras entidades, principalmente a Puebla.
Por ello, quien atiende la llamada, desconoce lugares y sitios de la entidad, por lo que ya se ha vuelto común, que los equipos de emergencia, llámese ambulancias, bomberos, policía o personal de protección civil, son remetidos a direcciones distintos en las cuales no hay ningún siniestro.
Con ello, se dio al traste con el objetivo que tenía la Federación para trata de unificar criterios y modos de operación, que facilite la coordinación entre autoridades y se brinde atención a la ciudadanía en menor tiempo y de mejor manera ante situaciones de riesgo.
Pero no ha sido así.
Aunque se desconoce el monto de recursos destinados para esta transición, las autoridades han asegurado que éste no requirió de más recursos pues la estructura existe en los centros de Comando y Comunicaciones (C-2); de Comando, Control, Comunicaciones y Cómputo (C-4), y de Control, Comando, Comunicación, Cómputo y Calidad (C-5) que hay en el país.
Además, destinaron 200 supervisores y 3 mil operadores, quienes reciben las llamadas en 194 centros de atención de emergencias, de los cuales son 109 estatales y 85 municipales instalados en el país
Bajo estas condiciones, las autoridades deberán poner mucha atención en la operación del sistema, sobre todo las estatales, ya que de ellos depende, en mucho, la coordinación de labores y esfuerzos a favor de la sociedad en condición de riesgo.
De lo contrario, el proyecto puesto en marcha a finales del año pasado será un fracaso, ya que ni existe atención oportuna ni una debida atención a la ciudadanía, la cual requiere de atención y apoyo de las autoridades para garantizar su integridad.
Al margen:
La reciente detención de los ex gobernadores de Tamaulipas y Veracruz, Tomás Yarrington y Javier Duarte, respectivamente, generan más dudas sobre la complicidad del gobierno priista federal en torno a la actividad de ambos políticos del tricolor que confianza en nuestras autoridades.
Tuvieron que pasar más de 180 días desde que Javier Duarte solicitó licencia al cargo y huyó de Veracruz para que el gobierno y su sistema de inteligencia dieran con el paradero del priista.
Dicen que en política no hay casualidades sino causalidades o que no hay sorpresa sino sorprendidos, pero al Nuevo PRI creo que con esas acciones desde el aparato del Estado busca cambiar su rostro asociado a los abusos, excesos y actos delincuenciales, porque están urgidos de tener mejores resultados en las cuatro elecciones gubernamentales que ahora mismo están en juego y de paso, enfrentar el 2018 en mejores condiciones que las que ahora tienen, que cualquier encuesta ubica al tricolor hasta el tercer lugar de las preferencias electorales.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *