No habrá espacios comunes para propaganda electoral en extraordinarias: ITE
8 mayo, 2017
Evita policía estatal robo de camioneta en Apizaco
9 mayo, 2017

Ayuntamientos de Tlaxcala están mostrando el cobre

Los ayuntamientos de Tlaxcala están mostrando el cobre. Los alcaldes, como líderes de las comunas, han propiciado, generado o auspiciado acciones ilegales que afectarán el patrimonio de sus arcas.
Además, la mayoría o al menos un gran porcentaje de éstos, están inmersos en una parálisis en diversos rubros, pero muy en especial, en el que tiene que ver en el manejo, administración y comprobación del gasto, amén, de la ínfima realización de obra pública en sus demarcaciones.
En el primero de los casos, y de buena fuente se sabe, que los alcaldes han hecho acuerdos entre sí para intercambiar favores en la “contratación” de personal. Con la finalidad de evadir ese precepto legal que les impide contratar familiares directos en sus administraciones, decidieron hacer una especie de trueque entre algunos de sus homólogos.
En pocas palabras, incrustan en la nómina de su administración a familiares del edil vecino y a cambio, éste, recibe el mismo trato y con ello confían salvar cualquier responsabilidad legal.
Sin embargo, el problema estriba en que la mayoría de los favores se trata de personas que cobran sin trabajar, los llamados de manera común como aviadores.
Pero no solo son los presidentes municipales los que incurrirían en esa práctica; también el asunto estaría entre los regidores, quienes al ver la forma de actuar de sus presidentes, piden a cambio, el mismo trato. Con ello, la contratación de personal sin perfil, con salarios onerosos y en el peor de los casos, sin trabajar, generarán un hueco insalvable en las finanzas municipales.
Son más de 10 ayuntamientos en donde han detectado esta situación y ahora con la entrega de la cuenta pública del primer trimestre del año, las autoridades fiscalizadoras pondrán en escrutinio mayor la revisión de la nómina de las comunas para detectar irregularidades al respecto.
Además, en breve, nos confiaron, iniciarán algunas auditorías a administraciones que enfrentan señalamientos, indicios o dudas al respecto y unas de éstas, serán Tepeyanco, Ixtenco, Quilehtla, Zacatelco, Totolac, Panotla, San Pablo Apetatitlán, Papalotla y Terrenate.
Sobre éstas se ciernen las primeras dudas, nos confiaron; pero no son los únicos casos, por lo que el capítulo mil, de servicios personales, será uno de los principales apartados que revisarán en la cuenta pública del período enero-febrero-marzo a fin de dar con la punta de la madeja que seguramente dará con muchas acciones poco éticas y nada legales impulsadas por los alcaldes.
Ahora que las autoridades municipales han encontrado una nueva veta para hacer del erario una fuente casi inacabable de fondos para el beneficio personal y de sus familias, es tiempo que el Legislativo, como ente fiscalizador, cumpla su función. Esperemos que en aquello del ejercicio de la política los acuerdos no lleguen a beneficiar a los diputados y el boquete en el erario municipal lejos de acabarse se incremente.
Y en el segundo de los casos, la mayoría de los municipios han entregado sus cuentas públicas con diversas omisiones, que seguramente les generará los primeros dolores de cabeza a estos gobiernos.
Lo dicho que en tan poco tiempo los ayuntamientos de Tlaxcala están mostrando el cobre es cierto y lo peor es que dichas autoridades apenas empezaron y todavía les falta cuatro años con casi cuatro meses de mandato. Ciudadanos, cuiden sus carteras.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *