Logran concentrarse 200 personas para la valoración médica para ser beneficiados de la Primera Jornada de Cirugía Extramuros
7 agosto, 2017
Encabeza PVEM homenaje a la bandera en Congreso del Estado
8 agosto, 2017

Verano electoral caliente y el futuro del PRI

El verano electoral con miras a los comicios del próximo año está caliente. Nadie quiere dejar de salir en la foto y la mayoría de los actores políticos ya trabajan en sus apuestas en una loca carrera que los posicione como los futuros senadores, o diputados federales o locales y en el PRI se define su futuro ante un panorama adverso.

En esa calentura electoral, las últimas semanas hemos visto de todo. Posibles alianzas consideradas antinatura, coaliciones perversas, escarceos, desmarques, renuncias y un sinfín de acciones marcadas por las ambiciones personales y aderezadas por la ingratitud.

Aunque parece lejano el próximo 1 de julio, fecha en la que se realizarán estos comicios –y no el primer domingo de junio como muchos creen-, lo cierto es que en todos los partidos políticos nacionales y locales se hacen las apuestas necesarias para acrecentar las posibilidades de acceder a los cargos que estarán en disputa.

De acuerdo con el artículo XI de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, las elecciones ordinarias federales y locales que se verifiquen en el año 2018 se llevarán a cabo el primer domingo de julio, es decir el 1 de julio de esa anualidad.

Pero a poco más de 10 meses para que llegue esa fecha, todos los partidos, unos más que otros, trabajan ya en esa que es llamada la madre de todas las elecciones.

El PRI   definirá el próximo sábado su futuro político. Tiene claro que su presente es incierto y su futuro es complicado, ya que todos los estudios demoscópicos los ubican hasta la tercera posición en las preferencias electorales y más de 80 por ciento de la población cree en la posibilidad de una nueva alternancia en la titularidad del Ejecutivo federal.

En dicho cónclave, en el que debemos de reconocer que nuestros priistas tlaxcaltecas poco aportarán en las decisiones cupulares, habrá resoluciones y directrices que saldrán de la residencia oficial de Los Pinos. Entre el 9 y 11 de agosto, los priistas, en su asamblea nacional, definirán su línea política, su forma de participación electoral y su plataforma de supervivencia.

Los acuerdos de ese cónclave serán fundamentales en la vida electoral del país. Lo que ahí se haga o deje de hacer será usado por la oposición para generar sus propias estrategias a fin de recuperar el gobierno de la República, en el caso del PAN o bien, por fin, conquistar ese espacio, en el caso de Andrés Manuel López Obrador y el resto de las fuerzas, afianzarán sus acciones de cara a esos comicios.

Pero en el caso de Tlaxcala, las resoluciones también incidirán en la forma en que habrán de enfrentar la elección e integración de las fórmulas que buscarán hacerse del triunfo en los comicios al Senado de la República, a la Cámara de Diputados federal y al Poder Legislativo local.

Todos  los ojos estarán en las decisiones o imposiciones en el PRI, porque el futuro de ese partido está en juego y los adversarios lo saben y ya hacen sus propias apuestas a fin de sacar una eventual ganancia.

Al margen:

Gracias amable lector por regalarnos su tiempo y visita. Tras un breve espacio de descanso, regresamos a compartir con ustedes algunos pensamientos sobre la realidad que observamos de nuestro Tlaxcala, de sus actores y de sus circunstancias.

 

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *