Trabaja la Sedesol en un mejor presupuesto para 2018: Ibáñez Candelaria
17 agosto, 2017
Se implementarán dispositivos en accesos para la huamantlada: Comisario de Seguridad.
18 agosto, 2017

Huamantlada una tradición en peligro; cambios y supervivencia

La tradición taurina de la Huamantlada está a prueba. Modificaciones a sus últimas ediciones, y propuestas de adecuaciones como un producto inacabado o en constante evolución social, la edición de este año puede ser el parteaguas para la perpetuidad y la pronta extinción de la misma.

Calificada como una barbarie, en donde ni arte ni tauromaquia existe, salvo contadas excepciones cuando algún chaval o maletilla se engalla ante un astado para exprimirle algún muletazo y saciar esas ansias de novillero, el encierro de toros estilo Huamantla tiene muchos detractores, pero se imponen las más de 200 mil personas que el próximo sábado atiborrarán las calles de esa municipalidad.

Esta edición se han propuesto modificaciones sustanciales, que buscan reducir, en esencia, los riesgo que existen, inherentes a la suelta de toros y sobre todo, a los excesos que entorno a este festejo existen, como es la venta desmedida de alcohol y los pleitos campales que cada año se presentan.

Decidieron adelantar la suelta de los toros una hora y en esta ocasión, el tercer cohetón que anuncia la apertura de los cajones de los bureles sonará a las 11 horas. También redujeron el tiempo en el que astados y toreros –sobre todo los improvisados o maletillas de ocasión- estarán en el “ruedo” de asfalto, porque no pasará de los 60 minutos.

Además, dicen que no habrá venta de bebidas embriagantes. Incluso, la víspera, a través de un comunicado oficial, el ayuntamiento de Huamantla refrendó ese compromiso al asegurar que “con la finalidad de evitar accidentes por personas en estado de ebriedad, se reitera que no se otorgaron ni se otorgarán permisos para la venta de bebidas alcohólicas (en el encierro de la Huamantlada), tampoco está autorizada la ampliación de horario de los bares o tiendas de conveniencia; esta situación ha sido notificada de manera oportuna por la Juez Municipal y de acuerdo a lo que establece al Bando de Policía y Buen Gobierno, quien infrinja la ley se hará acreedor a la sanción correspondiente”.

Además, el sector salud ya se declaró en estado de emergencia a fin de establecer una red de prevención y atención de las contingencias que devengan de la Huamantlada.

Tal es el grado de esta emergencia, así calificada por el secretario de Salud en la entidad, Alberto Jongitud Falcón, que dispusieron de unas 150 personas para atender las contingencias médicas de este encierro.

Además de equipo médico, ambulancias y nosocomios, por ejemplo, el Hospital General de Huamantla dejará de realizar acciones programadas, “y se declara en estado de emergencia”. Todo, en suma, cuesta recursos considerables.

Por ello, con estos cambios, esperamos que las condiciones mejoren, porque el encierro de la Huamantlada, realizado como en los últimos años, no tiene futuro. Crecerían los detractores y esa tradición de más de 60 años podría perderse. Seguro habrá yerros y cosas por mejorar, pero desde este espacio hago votos porque sean acciones de beneficio a la majestuosidad del toro de lida y de la tauromaquia  las que prevalezcan.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *