Emite la Sesa recomendaciones por el eclipse de sol
20 agosto, 2017
Refugio Rivas, estará al frente del Movimiento Ciudadano por cuatro años más
21 agosto, 2017

Rosalía Peredo y la antesala de su ocaso

La hegemonía y control político de Rosalía Peredo Aguilar está en el ocaso. O al menos, a si se advierte de los movimientos recientes al interior de su feudo hecho un instituto político como los es el Partido Socialista (PS).

Beneficiada de las diversas alianzas que ha fraguado, que le han llevado a ser diputada federal, senadora, candidata a la gubernatura y dirigente de dos partidos políticos, la mujer parece que está en la ante sala de perder todo su poder político y su bastión, todo a manos de una traición.

Dos ex panistas, a los que rescató de la ignominia,  le han tendido una estrategia para dejarla sin su fuerza, sin qué ni cómo negociar. Se trata de los ex diputados locales –uno repite en el cargo-, Enrique Javier Ramírez de la Vega y Delfino Suárez Piedras, quienes ahora alistan el asalto a ese partido a partir del 1 de septiembre.

Ellos se metieron como la humedad al feudo de doña Rosalía, quien confiada, pese a su largo colmillo, dejó que los enanos le crecieran y ahora, está, insisto, con un pie fuera del circulo de la toma de decisiones del Partido Socialista.

Pero en el pecado llevó la penitencia. Desdeñó a sus viejos aliado, esos que se llevó del PT. Víctor Morales Acoltzi, Jorge García Luna, Luis Salazar y hasta Patricia Zenteno Hernández sufrieron los embates y el desdén de la ex senadora.

Su soberbia le cobra la factura. Ella decidía quien crecía, quien tenía tamaños y palomeaba a los perfiles que debería ocupar los cargos que ella ganaba en la mesa de la negociación. Por eso ahora hizo secretario de Turismo a Roberto Núñez Baleón y desde luego, repartía candidaturas y accedía a las regalías.

Pero dio cabida a la humedad. El diputado Delfino Suárez, quien en su momento creció como político al amparo de la familia Ortiz Ortiz –y que ahora como diputado local critica- fue tejiendo su estrategia. Hace tres años logró una suma importante de votos en su candidatura a legislador local, la cual perdió. Pero los resultados le aseguraron estar en el número uno de la lista plurinominal.

Sin embargo, fue obligado en los pasados comicios  a jugar en la candidatura dúplex.  Fue en búsqueda del voto en su distrito y también en la lista pluri. Ganó la primera y no necesitó del regalo de su escaño en el Congreso local.

Eso le dio fortaleza y Rosalía le dejó operar, pero no se imaginó su estrategia. Ya no quiere ser peón, buscaría la dirigencia de su nuevo partido y hace unos días concretó su cometido al hacerse del Comité Ejecutivo Estatal (CEE), de la Dirección Política Estatal y las comisiones estatales de Contraloría y Fiscalización, y la de Garantías Justicia y Controversias del PS.

Tan es así que con respaldo de la militancia impuso a Jesús Pluma Ríos y al diputado local, su lacayo, Agustín Nava Huerta, como presidente y secretario general del Comité Ejecutivo Estatal y la operación se repitió en los demás órganos directivos.

La jugada dejó fuera a Rosalía Peredo, quien aunque fue considerada en los órganos de dirección, su presencia está acotada; sus adversarios tienen mayoría; le dieron juego pero no le prestarán el balón; solo sería comparsa.

Bajo esa realidad la ex líder estatal del PT y aliada de los tres últimos gobiernos locales ya trazó su ruta de la insurgencia en partido que fundó. Mandó a impugnar la elección de la dirigencia a través del juicio  TET–JDC–034/2017 que se desahoga en el Tribunal Electoral de Tlaxcala. Su idea es rescatar parte de lo perdido y aunque hay pocas posibilidad de que reponga su realidad, da patadas de ahogado para tratar de resurgir en un escenario que ella misma se creó al desdeñar y menospreciar a su equipo y abrir espacios a gente poco leal.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *