Informa titular de la Sedeco que se capacitó a través de Inadem a 40 artesanos
23 agosto, 2017
Afecta a Chiautempan reprobación del último trimestre de la cuenta pública 2016: Domínguez Rugerio
24 agosto, 2017

Sacrificio de ex alcaldes del PRI, salvación de Mariano

La intentona de un grupo de diputados por tratar de reprobar la cuenta pública del Ejecutivo local del último trimestre de 2016 y la última de Mariano González Zarur como gobernador de Tlaxcala al parecer fracasará y no porque los elementos para ello sean endebles, sino porque la negociación política imperó.

En campaña, los otrora candidatos tanto del PRD y PAN, principalmente, así como de Morena, PAC y PT, arremetieron una y otra vez en contra del manejo financiero que hizo la administración de Mariano González.

Desvió de recursos, asignaciones de obras, compras a sobre precios y otras imputaciones fueron las que aderezaron el pasado proceso comicial.

Sin embargo, al momento de la fiscalización de los actuales legisladores, las imputaciones no tuvieron eco ni materia. Con ello, la administración del llamado último de los mohicanos será exculpada y tendrá un voto de confianza respecto a la forma en la que fueron utilizados los recursos públicos.

Todo esto no es nada nuevo. En la historia de Tlaxcala nunca ha habido una reprobación a los estados financieros al inquilino en turno de Palacio de Gobierno y no porque, insisto, no haya elementos ni pruebas, pues de éstas ha habido de sobra, pero proceder de esta forma sería ir en contra de los intereses del principal y máximo legislador del estado, como lo es el mandatario o ex gobernador.

Pero en esta ocasión, la inminente aprobación de la cuenta pública de González Zarur no será tortuosa ante la opinión pública, pero ha obligado al PRI y al coordinador de la bancada de este partido en el Congreso local, Mariano González Aguirre, hijo del primero, a negociar y pactar con la oposición.

Pero no han sido recursos ni espacios, ni obras, ni apoyos ni otras canonjías las que han estado en la mesa de los acuerdos. No, lo que han sacrificado en el PRI han sido las cabezas de ex presidentes municipales.

Ahí están los casos de los ex munícipes de Ixtacuixtla, Nativítas, Papalotla y pudieran sumarse la de Apizaco,  con Jorge Luis Vázquez, que, si bien cometieron pifias y excesos en el manejo de sus arcas, lo cierto es que sus estados financieros no fueron defendidos por su partido. La prioridad es otra y sus respectivos casos han sido monedas de cambio para salvar la cuenta de González Zarur.

 Al margen

“Si no gano, me voy a la Chingada (su rancho en Palenque, Tabasco)”, dijo hace seis años Andrés Manuel López Obrador y no lo cumplió, pues tras perder los comicios a manos del hoy presidente Enrique Peña Nieto, el tabasqueño se fue pero solo del PRD y creo su propia franquicia como lo es Morena.

Entonces ahora si deberíamos creer su último compromiso: “si no gano, me retiro; no se puede ir la vida en una candidatura”. Ya no entiendo aquellas máximas de los Morenas “no mentir, no robar y no traicionar”.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *