En manos del PAN o coalición la participación de Minerva Hernández en el 2018
28 agosto, 2017
Acuerda PRD solicitar al CEN expulsión de Floria María Hernández y Vicente Ponce
29 agosto, 2017

PVEM con temor y desánimo ven negociaciones electorales

En Tlaxcala el PVEM no sabe ni cómo y con quién podría participar en los comicios federales del próximo año. La dirigencia estatal –que podría renovarse o ampliar el mandato de Jaime Piñón Valdivia- no sabe para dónde hacerse, porque dictatorial como son la toma de decisiones en éste, solo esperan el mandato de su dueño, Jorge Emilio González, el llamado Niño Verde.

Desde 2000, cuando participó en la alianza que llevó a Vicente Fox a la Presidencia, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) ha dependido de acuerdos con otras instituciones políticas para mantener porcentajes de entre 5 y 6 por ciento de la votación nacional.

Es más, el partido del Tucán –como también se le conoce- solo ha ido una vez a la contienda presidencial con un candidato propio, que fue Jorge González Torres, su fundador, en 1994 y adivinó, padre del Niño Verde.

Por ello, la pretensión o estrategia de la dirigencia nacional del PVEM por ir solos en estos comicios federales y locales, en el caso de Tlaxcala, suena más que descabellado e incluso, para algunos de los aspirantes a brincar “a las grandes ligas”, sería hasta desastroso, porque no tendrían ninguna posibilidad de ganar.

El primero en dudar su participación es el ecologista Fidel Águila. Como buen empresario le dolió en el bolsillo, principalmente, aunque en el ego también, la posibilidad de que su partido pudiera hacerlo participar en esa contienda a una diputación federal solo con las siglas del PVEM.

En esa gesta no ve futuro y perdería de todas. Por ello, ayer, o quizá antes, nos cuentan, ya hace sus propios escenarios, porque sabe que esa aventura es eso, una apuesta con todas las de perder porque se quedaría sin recuperar su inversión y sobre todo, sin la posibilidad de seguir gozando las mieles del poder, a esas a las que por fin llegó.

No sería el único con esa visión. Así están el resto de los aspirantes. El vivo ejemplo el Ramiro Vivanco Cheradui que desde un inicio buscó el cobijo de quien le ampliara sus posibilidades de ser legislador y lo creyó encontrar en Morena.

Sin embargo, muchos de los aspirantes quieren creer que la estrategia mediática seguida por la cúpula nacional de su partido es parte de sus métodos de negociación.

Quieren ver, como muchos, incluido su servidor, que el amago con romper con el PRI, su aliado de los últimos 14 años, es una forma de sacar raja y ganancia política, porque quieren encarecer su valor de cara a unos comicios presidenciales en los cuales el PRI se ubica en todos los estudios demoscópicos en tercer lugar.

Pero eso ha sido aderezado por informaciones periodísticas que aseguran un rompimiento al interior del PVEM entre el dueño y su principal cuadro, el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello.

Ello porque según éste quiere definir a su sucesor, también porque no hay recursos chiapanecos en la causa del clan Torres y por una presunta traición del novel mandatario. Trasciende que en Los Pinos Manuel Velasco ha orquestado apoyos a favor de Morena y quiere apoyar las aspiraciones presidenciales de San Andrés López Obrador.

Pero todo esto son versiones que han inquietado a los ecologistas locales –bueno, tampoco son muchos a decir verdad-, quienes ven con más perjuicio que beneficio una eventual aventura electoral en solitario.

 

 

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *