Entrega alcalde de Huamantla recurso a presidentes de comunidad.
8 septiembre, 2017
Denuncian irregularidades en la renovación de la dirigencia del PVEM
11 septiembre, 2017

Proceso electoral 2017-2018. la madre de todas las elecciones

El pasado 8 de septiembre inició formalmente el proceso electoral 2017-2018 en el que por primera ocasión, habrá elecciones concurrentes en Tlaxcala y en otras 29 entidades del país, pues en dos solo habrá definición de autoridades del Congreso de la Unión y presidencia de la República, lo cual pondrá a prueba no solo al andamiaje comicial que encabeza el Instituto Nacional Electoral (INE), sino la capacidad de los partidos políticos.

La elección del 1 de julio 2018 representará la renovación de la Presidencia de la República y del Congreso de la Unión. Además habrá elecciones en 30 entidades federativas, en 9 de ellas se renovarán las gubernaturas, en 27 los congresos locales y en 26 también los ayuntamientos. Lo que refleja un total de 3 mil 326 cargos de acuerdo a información del INE. Para esta elección, considerada ya la madre de todas las elecciones, por la cantidad de cargos y la puesta a prueba de la nueva ingeniería comicial, así como por la posibilidad de que estarán en condiciones de votar más de 85 millones 953 mil 712 personas.

En este sentido, tomando en consideración la participación histórica en los últimos cuatro procesos federales, se puede esperar un porcentaje de participación ciudadana por encima del 60 por ciento, esto representaría aproximadamente 51.5 millones de electores. Dada la trascendencia de la elección, y ante un escenario de amplia competencia, la participación ciudadana será un factor decisivo.

Sin embargo, estos comicios tienen su alto grado de complejidad en su esencia, como lo es la votación propia, ya que los electores tendrán un que tomar una decisión compleja: en nueve entidades se elegirán seis cargos distintos (3 federales y 3 locales), en 14 entidades elegirán cinco cargos (3 federales y 2 locales), en siete estados, como lo es Tlaxcala, elegirán 4 cargos (3 federales y 1 local), y en Nayarit y Baja California únicamente votarán por cargos federales.

Pero la elección de 2018 no sólo representa un gran reto para las autoridades electorales, sino también para los partidos políticos. La gran cantidad de cargos que estarán en juego constituyen un rompecabezas político que deberán armar con mucho cuidado y con una estrategia muy bien pensada, pues implica la composición política de más del 80 por ciento del país; sin duda, los resultados podrían cambiar de manera importante las tendencias que tenemos actualmente.

Sabemos que en el caso de Tlaxcala participarán 11 partidos políticos, nueve con registro nacional, como son PAN, PRI, PRD, PT, PVEM, MC, PANAL, Morena y PES, y dos locales, Socialista y Alianza Ciudadana, si cada uno de ellos quiere competir en todas las elecciones, deberán postular más de 6 mil candidaturas en el caso de los primeros y 50 –entre propietarios y suplentes- en el caso de los locales, que en todos los casos deberán acatar el principio constitucional de paridad de género.

Además, En ese sentido, no podemos perder de vista que en 28 entidades federativas por primera vez quienes ocupen un cargo de elección popular podrán reelegirse en cargos de diputados y alcaldes, y en el caso de Tlaxcala, los actuales integrantes de la LXII Legislatura local están en estas condiciones. Esto será relevante no sólo para las campañas políticas, sino también para los procesos internos de los partidos políticos.

Con este senario, queda claro que nunca en la historia reciente de nuestro país nos habíamos enfrentado a una elección que tuviera tanto en juego, simplemente, la gobernabilidad del país.

En este marco, INE aprobó el pasado 8 de agosto el proyecto de presupuesto para 2018, que asciende a 25 mil millones de pesos. De esos recursos, 6 mil 788 millones de pesos será el presupuesto para la acción electoral de los partidos políticos en 2018, monto que contrasta con los 5 mil 500 millones de pesos que la Federación liberó para el despliegue del Sistema Nacional Anticorrupción. Aunque la cifra casi se duplica si tomamos en cuenta el financiamiento que reciben los partidos políticos en las entidades federativas a través de sus respectivos organismos electorales locales.

Pero tan solo de los recursos federales, los partidos que más dinero percibirán son el Revolucionario Institucional (PRI), con mil 698 millones de pesos; Acción Nacional (PAN), con mil 281 millones de pesos; el Partido de la Revolución Democrática (PRD), con 773 millones 506 mil pesos y Morena con 649 millones de pesos.

Entre los que menos recibirán se encuentran el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), con 578 millones 127 mil pesos; Movimiento Ciudadano, con 536 millones 944 mil pesos; Encuentro Social, con 398.2 millones de pesos; Nueva Alianza, con 21 millones 341 mil pesos y el Partido del Trabajo (PT), con una bolsa de 376.7 millones de pesos.

Bajo este panorama la lucha por el poder ya inició formalmente, aunque la pugna por éste ya está desde que fueron electas nuestras actuales autoridades..

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *