Se busca beneficiar a alumnos de la UPtx y afiliados de la Cmic, por medio de convenio
11 septiembre, 2017
Huracán ‘Katia’ dejo siniestrado al campo tlaxcalteca: CAP
12 septiembre, 2017

Marchantes electorales no lograron su objetivo en la negociación

Como marchantes y evidenciados por una incorrecta proyección así quedaron los consejeros del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE), porque todos sus argumentos y exigencias de recursos se fueron a la borda cuando el Ejecutivo local, solo les dio menos de una cuarta parte de lo que en un inicio demandaban.

Además, los marchantes electorales mostraron el cobre cuando sus argumentos estridentes de que el proceso comicial de 2018 estaría en riesgo por la falta de liquidez  del organismo fueron mostrados como falaces y simples mentiras, porque ahora han aceptado que con mucho menos de lo que pedían “están asegurados los próximos comicios”.

Tras dos semanas de amplios cabildeos entre consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) y el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, al final llegaron a un acuerdo para dotar de los “recursos necesarios” al ITE para preparar las elecciones locales venideras en las que estarán en juego 25 diputaciones locales.

Se sabe que el Ejecutivo no quiso ni quiere tener algún trato con los remedos del “harbano Jalí”, aquél mítico personaje realizado por el actor Joaquín Pardavé que era muy bueno para el comercio; el Ejecutivo sabe que un encuentro con ellos será solo para sablear las arcas estatales para cubrir y engordar la beca de los funcionarios.

El anuncio fue contundente: 8 millones de pesos dotará el gobierno estatal al ITE como ampliación presupuestal; 6 millones serán en efectivo y 2 millones más serán en especie y con eso “está asegurado el proceso”.

Con ello la exigencia inicial de los marchantes electorales de ampliación presupuestal 34 millones 299 mil 862 pesos quedó muy distante. Casi al inicio de la presente administración los consejeros electorales pidieron al gobernador y a los integrantes de la LXII Legislatura esos recursos, con el argumento de que las partidas que tenían eran insuficientes para cumplir con responsabilidades que les establece tanto la Constitución Política local como las leyes secundarias en materia comicial.

Incluso, engallados, los marchantes consejeros, liderados por su presidenta Elizabeth Piedras Martínez, alertaron y se martirizaron al asegurar que de no contar con ese dinero, la autonomía del organismo estaba en riesgo.

Sin embargo, la respuesta fue la misma. “no habrá dinero para gasto corriente”, ya que la película que tenían las autoridades estatales es y será, que los marchantes querían dinero para sus canonjías y prestaciones.

Movidos más por su orgullo, y sabedores que los primeros round de esta contienda por su dinero no habían fructificado, decidieron de golpe y porrazo reducir poco más de 54 por ciento su petición inicial para colocarla en 16 millones de pesos.

Pero ni con eso. El gobierno se mantuvo en su posición y por ello, no aceptaron atender la petición y establecieron los puentes con los consejeros del INE quienes reconocieron que la exigencia de sus pares locales era desmedida, abusiva y fuera de la realidad. Los marchantes así fueron evidenciados.

Conscientes de su pifia y quizá, obligados por la ocasión, aceptaron la partida e incluso, la presidenta del ITE terminó por agradecer el apoyo otorgado por el gobernador e hizo un reconocimiento a la disposición de éste, aunque la marchantera negociación solo les redituó menos de una cuarta parte de lo exigido en un inicio.

Todo este tinglado por el parné del ITE hace pensar que la exigencia inicial era exorbitante para ver “si era chicle y pegara” o bien, que los números tampoco  son una virtud de nuestros marchantes electorales.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *