Con júbilo tlaxcaltecas católicos reciben la canonización de los tres Niños Mártires
15 octubre, 2017
Falso “Primer Campeonato de Borrachos”, asegura presidente del patronato de Feria Tlaxcala
16 octubre, 2017

Senadoras dan vergüenza

Puras vergüenzas con nuestras senadoras de Tlaxcala, porque las tres fueron reprobadas en su quehacer legislativo. En pocas palabras, los casi 6 millones de pesos –sino es que más- que le cuestan anualmente al erario la retribución de Lorena Cuéllar Cisneros, Adriana Dávila Fernández y Martha Palafox Gutiérrez, se han ido prácticamente al bote de la basura; bueno es un decir, seguramente sus estados financieros demuestran otra cosa.

De las tres, por cierto, la misma tríada que aspiró a gobernar Tlaxcala, quizá hacemos solo una o ni eso, porque su desempeño en el Cámara Alta del Congreso de la Unión es un verdadero fiasco.

Eso se advierte del proceso de evaluación que la organización de la sociedad civil Borde Político hizo a partir de cómo realizan su trabajo en el Senado.

La asociación civil Borde Político presentó la evaluación que realizó a senadores y diputados de la LXIII legislatura, de la cual destacan por sus pírricos resultados nuestras Senadoras.

La calificación otorgada no solo a nuestras Senadoras, sino a los 128 integrantes de dicha Cámara, está compuesta de tres parámetros: el trabajo legislativo, que contó 70 por ciento y comprende la eficiencia y productividad de cada legislador que se contabilizó según el promedio de aprobación de iniciativas y puntos de acuerdo, así como su asistencia.

Otro 30 por ciento lo componen el valor de los puestos que ha ocupado dentro de su respectiva Cámara y el porcentaje de posturas ciudadanas que coinciden con la de los legisladores. Además, se les promedió otro 30 por ciento extra de acuerdo con su influencia en redes sociales y se les sumaban o restaban puntos si habían presentado o no su declaración 3de3.

Con todo ello, y las casas de un peso, Lorena Cuéllar es la mejor evaluada –de las peores senadoras de Tlaxcala-, con 48 por ciento de calificación

Seguido de la panista Adriana con 35 y al final del casillero se ubica la petista-morenista Martha Palafox Gutiérrez con apenas 21 de calificación.

Qué vergüenza, sobre todo por ésta última, que tiene a sus “pequeños hijos” en la nómina de la Cámara Alta del Congreso de la Unión y ahora ocupa nuevamente la Secretaría de la Mesa Directiva y con ello, recursos extraordinarios vía bonos.

Por poco, ésta última estaba a punto de formar parte de la lista de los 15 peores Senadores, esos que no han registrado una sola iniciativa propia en lo que va de la LXIII Legislatura federal. Entre ellos, se encuentran Salvador Vega Casillas, María del Rosario Guzmán Avilés, suplente del senador Fernando Yunes (PAN); los senadores Ricardo Urzúa, Joel Ayala, líder de la FSTSE, Armando Neyra Chávez, de la CTM; Tereso Mediana, también líder de la CTM, Daniel Amador Gaxiola todos del PRI.

Es de recordar que los 128 miembros del Senado reciben anualmente 1 millón 884 mil 312 pesos. Esto significa que al mes ganan 157 mil 26 pesos, de acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) de 2017; pero sus resultados son más que malísimos.

Y peor aún, algunas de las tres Senadoras podrían separarse del cargo nuevamente para buscar otra posición. Alguna busca brincar a la Cámara Baja del Congreso de la Unión; Lorena Cuéllar ya anunció que irá nuevamente a las elecciones. De las otras dos, tengo dudas, aunque vivir fuera del presupuesto es un error.

La gente debe evaluar esos desempeños al momento de emitir su voto, pero con estos resultados, puras vergüenzas para Tlaxcala con nuestras senadoras.

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *