Agradece Marco Mena solidaridad del Papa con el Pueblo Tlaxcalteca
18 octubre, 2017
Ha recuperado Tlaxcala más de 15 mdp en mercancía robada en el tren
18 octubre, 2017

Una deuda bien administrada es sana: Minerva Hernández

Se llevó a cabo a en Tlaxcala la Quinta Reunión del Observatorio Académico Tributario y Financiero (OATyF) de análisis del Paquete Económico 2018.

Durante la quinta Reunión del Observatorio Académico Tributario y Financiero (OATyF), la diputada federal Minerva Hernández Ramos se pronunció a favor de que los entes públicos contraten deuda para generar desarrollo, siempre  y cuando esté bien administrada y los recursos se utilicen correctamente.

En la dicha reunión participaron expertos, académicos, y especialistas para analizar la conformación del Paquete Económico 2018, en el que se colocó bajo la lupa los ingresos de las entidades y el gasto público así como los temas coyunturales como el financiamiento a los partidos políticos y la donación de recursos para la reconstrucción en los estados dañados por el sismo, el gasto de los programas sociales y la evaluación de la política de desarrollo social del Gobierno Federal, y el gasto de publicidad oficial, entre otros.

En conferencia de prensa, la diputada federal mostró su respaldo a la contratación de deuda para el Estado y los municipios, siempre y cuando sea a través de un mecanismo ordenado, con proyectos de inversión reales y concretos, solo así dijo que el endeudamiento es “sano”; de otra manera –sentenció- que ese mecanismo de financiamiento seguirá siendo “satanizado”.

“Estoy a favor de la deuda pública como instrumento de financiamiento, es una herramienta por excelencia que genera desarrollo solamente que hoy está satanizada en general por el mal uso que se ha hecho de ella, porque la ley establece que a toda deuda le corresponde un proyecto de inversión productivo, pero está visto que en muchos lugares de México ha servido para fondear gasto corriente, nómina y hasta otro tipo de situaciones ajenas a la dinámica de la administración públicas”.

Pero también, señaló que  es una situación de corresponsabilidad de Poderes, toda vez que  el  Ejecutivo es el que propone  pero quien aprueba  es el Congreso, instancias donde se deben generar las reglas y el seguimiento para evitar malos manejos y que la deuda sea heredada a futuras administraciones.

En su opinión, Mariana Campos, coordinadora del Programa de Gasto Público y Rendición de Cuentas en México Evalúa, sentenció que  tanto en lo local como en lo nacional existen retos  para poder controlar la deuda pública, entre ellos que los Congresos locales sean contrapesos reales para no permitir que exista opacidad por parte de los gobierno respecto al destino de los recursos, porque los gobiernos no han rendido cuentas sobre ello.

“Tanto en lo federal como en lo local, tenemos retos fuertes para controlar la deuda especialmente porque no hay un balance entre los pesos y contrapesos, ni el Congreso Federal ni el Congreso local realmente tienen los incentivos ni la capacidad técnica o el interés de dar un seguimiento adecuado al endeudamiento, es decir se permite que exista opacidad en el destino de la deuda, creo que en el caso de cualquier persona que nos endeudamos es indispensable saber para que se va a endeudar uno saber cuánto me costar y para qué son respuestas que no podemos omitir para tomar una decisión adecuada con respecto al endeudamiento, los Congresos le han permitido ser opacos a los gobiernos en los fines del endeudamiento,  los gobierno no han  rendido cuentas”, subrayó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *