Será en esta semana que se resuelva el caso de pago a personal del ayuntamiento de Zitlaltepec.
23 octubre, 2017
Con el asesinato de Jazmín, suman en Tlaxcala 13 feminicidios en 2017: CMU
24 octubre, 2017

Disciplina y obediencia, fortaleza del PRI

El partido Revolucionario Institucional (PRI) tiene en sus genes el principio de la disciplina; eso se lee muy bonito, pero en los hechos, esa frase se transforma en que están acostumbrados a aceptar la imposición, el mandato supremo, la orden superior sin objetarla; parece que no los han dejado pensar ni disentir.

En una entrevista publicada ayer por El Diario de México, la ex gobernadora de Tlaxcala y expresidenta del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Beatriz Paredes Rangel, advierte que esos genes serán su principal virtud en los comicios federales y locales del próximo año en los que el tricolor se juega su continuidad en la presidencia de la República, su mayoría en el Congreso de la Unión y desde luego, parte de su futuro en Tlaxcala.

Aceptar los designios de la cúpula, parece advertir, es la fortaleza priista y eso lo tienen, lo revela Paredes Rangel, desde la creación de lo que ahora conocemos como PRI.

“Así, el PRI nace de la Revolución Mexicana. Del grupo que gana. ¿Quiénes eran? ¡Militares! ¡Generales! Hombres apegados -formados- en dura disciplina. La disciplina militar. De ahí que de Plutarco Elías Calles hasta mediados los años 40 al PNR  (Partido Nacional Revolucionario) lo dominaran los militares.”

“El PRM (Partido de la Revolución Mexicana)  es el Movimiento Social de organización de la comunidad mexicana. Lo dirigen los vencedores. Hecho PNR   se transforma en el movimiento que da forma a las grandes conquistas. Impulsa al país. La CNC y otras organizaciones son aliadas del PRM. Bajo conducción militar”.

“Y PRI el Sistema Político Mexicano logra la transición pacífica: De militares a civiles. Eso es gran muestra del “talento político…Pero el modus operandi del PRI es disciplina. En el ADN del PRI está la disciplina. Tiene -es claro- una larga tradición”, así lo sintetiza en esa entrevista la ex diputada federal.

La disciplina priista es obediencia. Y eso quedó claro el pasado fin de semana. A nivel nacional acordaron que sea por Convención de  Delegados como definan a sus candidatos a presidente de la República, Diputados federales y Senadores.

La mitad de los candidatos a senadores y a diputados serán definidos por la comisión para postulación de candidaturas y la depuración vendrá cuando unos y otros se tengan que someterse a un examen de conocimientos, aptitudes y habilidades.

Pero además, quienes aspiren a un registro deben conseguir el aval de sus sectores y bases y sabemos que éstas, no dan su apoyo sino no hay un mandato exprofeso superior, no saben actuar por si solos; la obediencia y disciplina es su talante.

Por ello, la cúpula priista que encabeza Enrique Peña Nieto, los ungirá.

Los priistas no tienen capacidad de discernir, porque la militancia debe ser obediente y disciplinada, porque de no ser así, la sanción está puesta y dispuesta, y las estructuras del tricolor lo saben: vivir fuera del presupuesto es un error.

Esa frase acuñada el siglo pasado por el jarocho César Garizurieta, conocido como el Tlacuache, tiene muchos ejemplos en la entidad y ahora nadie se quiere oponer a los designios y desde luego, las imposiciones hechas disciplina se van a repetir y el gobernador Marco Mena tendrá algo de mano en muchas de las determinaciones y más, en las postulaciones.

 

 

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *