De los 4 compromisos presidenciales en Tlaxcala solo uno se ha cumplido
5 diciembre, 2017
Dejaremos que el comercio ambulante se instale en zonas adecuadas: Jorge Sánchez Jasso.
5 diciembre, 2017

Día de informe y de definiciones políticas

Llegó el día. En unas horas el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez develará no solo lo que hizo o dejó de hacer en los primeros 11 meses de su administración. Más allá de números, cuentas alegres o pendientes, el informe, como muchos ya lo han escrito, será de anuncios.

El qué y cómo hará muchas de las cosas a las que se comprometió en su campaña y plasmó en su Plan Estatal de Desarrollo serán tema toral de este informe, el cual en punto de las 12 horas –por cierto, la hora de rezar el ángelus- se darán a conocer.

Pero seguramente habrá un mensaje político. Marco Mena requiere y necesita marcar su agenda en la materia electoral, porque en los próximos meses se juega la viabilidad de su gobierno, porque se elegirá a los integrantes del Poder Legislativo local, diputados que habrán de fiscalizar sus cuentas públicas y le aprobarán la forma en la que gastará los recursos que administrará en los tres últimos años de su administración.

Él sabe que necesitará de verdaderos aliados en el Congreso del estado, legisladores de su partido y aliados, que ahora si respondan a sus intereses, designios y no solo dejen pasar las cosas y hacen que acompañan al partido en el poder. Así que deberá meter mano en la materia porque necesita de mayorías.

También, aunque esas postulaciones se definen en otras latitudes, querrá marcar alguna directriz sobre la nominación de los candidatos de su partido al Senado y a la Cámara de Diputados federal. Quizá no impone pero si podría vetar algunos nombres.

Por ello, el mensaje político podría tener mucho que atenderse en su semiótica.

También lo serán las presencias y sobre todo las ausencias de actores políticos locales y nacionales, en especial de los ex gobernadores, de aliados y exiliados. Vamos a esperar.

Al margen:

La urgencia de pertenecer al nuevo grupo político que se gesta en torno al candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade Kuribreña, apañico a más de uno aquí en Tlaxcala y presurosos, como los pastores de Belén, fueron a formarse el pasado domingo en la fila que atestiguó el registro del inminente abanderado del tricolor.

Fueron los diputados locales de Tlaxcala, los más jubilosos. Quizá quieren su aval para aparecer en las próximas boletas. Ahí estuvieron el ahijado Mariano González Aguirre y sus cuates Martín Rivera Barrios, Ignacio Ramírez, Arnulfo Arévalo y Eréndira Cova Brindis.

También dejó caer su humanidad en ese rito de las matracas priistas otros personajes de la política local, como el propio gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, su hermano Fabricio Mena, el presidente estatal priista, Florentino Domínguez y el representante del tricolor ante los órganos electorales, Ángel Espinosa Ponce. Todos presumieron sus fotos y las llamadas selfis. Insisto, todos quieren pertenecer a la burbuja, esa en la que pocos estarán.

 

 

 

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *