Autoridades, culpables de intento de linchamiento en Ayometla: Jesús Portillo
18 enero, 2018
Se instalarán más de 50 cámaras de vídeo vigilancia en Huamantla para disminuir inseguridad.
19 enero, 2018

Por México al Frente, con visos de fractura

No cabe duda que nada es para siempre, lo que parece resulta que no es y que del plato a la boca se cae la sopa, todo eso es lo que está pasando en la coalición Por México al Frente, pues en al menos tres, de los cuatro partidos que lo forman en Tlaxcala, existe problemas y diferendos  para postular sus candidatos al Congreso de la Unión y en la renovación del Poder Legislativo local.

A cuatro días de que concluya el plazo de registro para la coalición o candidatura común que deberán registrar en Tlaxcala para competir por 25 diputaciones locales –aunque 10 son plurinominales-, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano han tenido que lidiar con varios demonios que les ha modificado el espectro electoral.

Aunque iban en caballo de hacienda, o al menos así lo sentían sus liderazgos, que por cierto han pecado ahora hasta de soberbios, la definición de las candidaturas con respecto a la paridad de género ha propiciado no solo dolores de cabeza, sino rompimientos y distanciamientos, que seguramente les cobrarán algunas facturas.

Por ejemplo, ayer adelantábamos que el diputado  Juan Carlos Sánchez García vio truncadas sus aspiraciones políticas, por lo menos en este proceso electoral y de acuerdo con sus pretensiones de ser diputado federal, porque no hubo ningún liderazgo estatal y nacional en el albiazul que lo priorizara.

Por ello, cuando Tlaxcala fue sacrificada para cumplir con el principio de paridad de género y que al menos uno de los distritos fuera para una mujer, nadie se opuso a que fuera la eventual pero inminente candidatura de Sánchez García la que se pusiera como moneda de cambio.

Ni los consejeros nacionales del PAN, ni el presidente estatal del PAN, Carlos Carreón Mejía, ni nadie más, peleo a favor del empresario de la construcción. La menos culpable es la beneficiada, pues se asegura que Guadalupe Sánchez Santiago ya se apuntó por la nominación; aunque hay otras tiradoras, como su compañera en el Congreso, Dulce Mastranzo, aunque sus posibilidades son raquíticas.

Pero no solo los vientos de la guerra interna y de la traición y cobro de facturas se dan en el albiazul, pues en el PRD las lanzas están afiladas. Ninguno de los grupos va acceder a dejar las aspiraciones de sus liderazgos sin sacar alguna ganancia y aunque el pastel de las candidaturas a repartir es amplio, no alcanzará para dejar a todos felices y satisfechos.

Los grupos de Alejandro Martínez Hernández, Alberto Amaro, Gelacio Montiel, Santiago Sesín y el de los ex presidentes estatales del PRD ya hacen sus propios balances, porque están ciertos que será más que imposible definir las postulaciones por unidad y consenso, de ahí que los damnificados harán sus travesuras.

Los presidentes municipales y los propios diputados del PRD ya andan en eso y seguramente, al final del proceso, habrán de reencaminar su capital político.

Y en Movimiento Ciudadano los pasos y acciones electorales van en dos vías, la de Refugio Rivas Corona y la de Edilberto Algredo Jaramillo. Ambos no se toleran y cada uno hace sus acuerdos, no se ven ni como aliados. Lo que resulte en ese partido tendrá el sino de la traición y fractura.

El único que no tiene problemas es el PAC, y no porque haya mejores condiciones, sino que ahí, no hay ninguna posibilidad de disentir, la única palabra que cuenta es la de la familia Ortiz Ortiz, aunque la voz más fuerte es la de Héctor.

Por es, las condiciones cambian y el tiempo apremia. Si no hay mejores acuerdos con los daños menores, la realidad de esta coalición puede ser muy distinta a la soñada y presumida por los líderes, soberbios,  de éstas tres fuerzas políticas.

 

Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz
Juan Luis Cruz Pérez. Originario de Teziutlán, Puebla. Egresado de la Universidad del Altiplano, ha laborado en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos. En dos periodos ha sido presidente de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *