Entrega Sanchez Jasso obra de electrificación en Ignacio Zaragoza.
2 octubre, 2018
Anualmente se registran 40 mil quejas en el sector salud del país por malas prácticas
2 octubre, 2018

El sustento de las instancias municipales de las mujeres

(parte 1 de 2)

¡2 de Octubre 1968 no se olvida!, el atentado y la barbarie cometida contra estudiantes por parte del Estado mexicano hace 50 años.

Tiene razón, el periódico La Jornada en su sección denominada Rayuela:

Del 2 de octubre a los 43 de Ayotzinapa, este país es otro. Pero la exigencia es la misma: Luz, transparencia y justicia”.

En relación al tema a tratar en esta ocasión,  es sobre las razones por las qué existen las instancias municipales de las mujeres.

En 1999, Tlaxcala  fue la entidad número 23 de nuestro país, que creó su Instituto Estatal de la Mujer (IEM), esto durante la administración del MVZ Alfonso Sánchez Anaya y dicha institución está a punto de conmemorar en junio de 2019, dos décadas de haberse gestado.

A nivel federal opera el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), le antecedieron el Programa Nacional de la Mujer (1996) y después  pasó a ser Comisión Nacional de la Mujer, ya en el año 2001 con la aprobación del Congreso de la Unión, se creó el Inmujeres, un esfuerzo que se consolidó por  el trabajo de decenas de mujeres feministas y de organizaciones de la sociedad civil defensoras de los derechos de las mujeres.

En el ámbito de las entidades,  existen las instancias estatales de las mujeres –vale la pena señalar que en 1999,  en Guerrero operaba la Secretaria de la Mujer, única en todo el país, con ese nivel-, y actualmente en los municipios operan instancias municipales, llámense  Dirección, Coordinación o Área de atención a las Mujeres.

En Tlaxcala, la primera instancia municipal de la mujer, se creó en el municipio de San Pablo del Monte, en el año 2003.

 ¿Por  qué existen las instancias de la mujer, en los tres ámbitos de gobierno?

México fue uno de los primeros países en ratificar la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, (Convención de la CEDAW, por sus siglas en inglés), aprobada por la ONU en 1979, en tanto su Protocolo Facultativo –fue aceptado en 1999-, y las instancias de las mujeres  dan cumplimiento al  Mecanismo nacional para el progreso de la mujer y la incorporación de la perspectiva de género, que establece dicha Convención. 

El  Estado mexicano, está obligado a informar periódicamente al  Comité para la Eliminación de la Discriminación contra las Mujeres de  la ONU sus avances en cuanto al cumplimiento de la Cedaw, de este informe se derivan una serie de análisis,  y en julio de 2018 el organismo internacional realizó las siguientes Observaciones  finales sobre el noveno informe periódico de México.

“15. El Comité celebra el desarrollo de una política nacional de igualdad de género, así como los diversos mecanismos que se han creado para promover la igualdad de género, unidades de igualdad de género. Sin embargo, le preocupa:

  1. a) Los limitados recursos humanos, técnicos y financieros asignados a los Institutos de la Mujer (Inmujeres) para promover la igualdad de género, así como para apoyar su papel como principal organismo coordinador del Sistema Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres;

(b) El hecho de que el presupuesto de género, Anexo para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, representa solo el 0.7% del presupuesto federal;

(c) La falta de coordinación sistemática e institucionalizada, a nivel federal, estatal, y niveles municipales, entre los mandatos de los tres órganos principales que constituyen Sistema Nacional de Igualdad de Género;

(d) La ausencia de mecanismos integrales de monitoreo y evaluación de impacto, para la incorporación de la perspectiva de género, incluida la difusión limitada y el uso de datos desglosados e indicadores claramente enfocados;

(e) La participación limitada de las organizaciones de mujeres en el diseño y monitoreo de políticas públicas sobre igualdad de género.

  1. El Comité recomienda al Estado Mexicano:

(a) Incrementar los recursos humanos, técnicos y financieros del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), y mejorar su capacidad para promover y monitorear la implementación de políticas de igualdad de género, fortaleciendo su papel dentro del marco regulatorio que rige la integración de la perspectiva de género, en el ámbito federal y estatal;

(b) Adopte un proceso integrado de presupuestación de género y asigne recursos para la aplicación de los derechos de la mujer, garantizar la aplicación mecanismos eficaces de supervisión y rendición de cuentas en todos los sectores y niveles de gobierno, y mejorar el sistema de seguimiento de la asignación de recursos para mujer;

(c) Fortalecer los esfuerzos dirigidos a garantizar la institucionalización sistemática y la coordinación entre el Instituto Nacional de la Mujer y sus oficinas estatales y municipales;

(d) Introducir un monitoreo, una evaluación y mecanismos efectivos de rendición de cuentas para abordar los factores estructurales que causan desigualdades persistentes, y aplicar el enfoque integrado de la incorporación de la perspectiva de género y sobre la base del cumplimiento de los objetivos e indicadores relevantes y la recopilación efectiva de datos;

(e) Asegurar que las mujeres y otras organizaciones no gubernamentales participen en el diseño y monitoreo de la implementación de la igualdad de género políticas.”

La próxima semana comentaré sobre el cumplimiento de las autoridades municipales y del Congreso del Estado, con respecto a la Cedaw, pues las instancias de las mujeres, desafortunadamente no cuentan con recursos humanos, materiales y económicos para desempeñar su trabajo, y tanto alcaldes como alcaldesas en Tlaxcala, han usado esos puestos para cumplir compromisos políticos en muchos casos, o  piensan lamentablemente que las instancias  de las mujeres, son oficinas de apoyo a los sistemas DIF municipal, lo que evidencia la falta de conocimiento sobre unos de los instrumentos internacionales más avanzados en materia de derechos humanos de las mujeres.

Continuará …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *