Invita CGE a cumplir con verificación vehícular
22 enero, 2019
Se presentó el programa de la Muestra Regional de Teatro
22 enero, 2019

Mala idea el toque de queda

La calle es nuestra y la noche también…

De acuerdo al  Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), – asociación civil conformada por 40 organizaciones de 22 estados del país dedicada a defender los derechos de las mujeres en México-, el feminicidio se refiere al asesinato de mujeres por parte de hombres que las matan por el hecho de ser mujeres, motivados por la misoginia y el sexismo.

Es la forma de violencia más extrema que podemos enfrentar las mujeres.

En el informe que presentó esta AC en noviembre de 2018, justo al termino del gobierno de Enrique Peña Nieto,  revela que entre 2012 y 2017 el OCNF registró 12 mil 796 asesinatos de mujeres, de los cuales solo en el 22 por ciento se iniciaron investigaciones como feminicidio.   

Lamentablemente durante el sexenio anterior,  el delito  fue creciendo entre los primeros nueve meses de cada año,  señala el informe, y esto se sustentó en cifras del  Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP),  ya que de 2015 a 2016 aumentó 49.4 por ciento, de 2015 a 2017 creció 24 por ciento, y de 2017 a 2018 subió 10.9 por ciento.

En ese mismo informe, el OCNF reveló  que el 40 por ciento de las víctimas de feminicidio de 2014 a 2017, tenían entre 21 y 30 años de edad, y en el 70 por ciento de los casos, las mujeres fueron asesinadas en el ámbito público. Las causas de muerte documentadas fueron: golpes, estrangulamiento, asfixia, quemaduras, envenenamiento, mutilación y  agresiones con armas de fuego, entre otras causas.

En otro material periodístico publicado apenas el 07 de enero pasado, se señala que de acuerdo a  datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en 2018,  seis de las 32 entidades federativas sumaron  el 49.6% del total de los feminicidios cometidos en todo el país, suscitándose estos en Sinaloa, Nuevo León, Veracruz, Chihuahua, el Estado de México y la Ciudad de México, los cuales  acumularon 377 casos, prácticamente la mitad del total.

Tlaxcala no ha escapado de esta problemática y organizaciones civiles como el Colectivo Mujer y Utopía, la Red Retoño para la Prevención Social de la Delincuencia Organizada y el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), desde el 2018 ante la entrada en vigor de la Ley General de Desaparición Forzada hicieron un exhorto a las autoridades para que hicieran una diferencia en cómo se investigan las desapariciones de mujeres, pues  las autoridades, siguen negando datos, prevalece la pérdida de las pruebas, además de la falta de sensibilización en las y los servidores públicos, omisión, negligencia, impunidad y la falta de voluntad para acreditar el delito, pues  aseguraron que  “estas acciones y omisiones representan obstáculos para identificar, investigar y sancionar los feminicidios y las desapariciones con perspectiva de género”.

Es importante resaltar que México fue el primer país en que se propuso la tipificación del delito de feminicidio, pues se incorpora el delito en el Código Penal Federal en 2012,  y a 7 años de que se tipificó y se ha denunciado, es desafortunado que surjan declaraciones como la de la diputada local de Veracruz, -del partido Morena-, Ana Miriam Ferráez,  de implementar un toque de queda para las mujeres, con el fin de evitar los feminicidios.

Su declaración evidencia un desconocimiento total de la problemática, y de los derechos de las mujeres y las niñas, así como de los instrumentos internacionales y las leyes nacionales que los garantizan, es evidente su insensibilidad a una problemática que afecta a quienes representamos más de la mitad de la población en México. Mala idea lo del toque de queda, ni siquiera la diputada Ferráez, podría acatarse a esta medida, porque estaría imposibilitada de realizar acciones inherentes a su cargo, si procediera su propuesta.

¡La calle es nuestra y la noche también!, se exige en las redes sociales  y debemos hacer efectiva esta demanda, es nuestro derecho.

  • Red Nacional de Periodistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *