Inicia censo para nuevas incorporaciones de Becas Básicas Benito Juárez
11 agosto, 2020
Refuerza SECTE medidas sanitarias y de protección en oficinas que atienden a la ciudadanía
12 agosto, 2020

Claroscuro y retador ciclo escolar 20-21

Elizabeth Muñoz Vásquez *

A punto de iniciar el ciclo escolar 20-21, hay muchos temas que analizar, pero en esta ocasión y en el contexto de la pandemia por COVID-19, quiero tratar dos asuntos; el primero es cómo las mamás, papás, abuelas y abuelos, o quien los cuide nos estamos preparando para el regreso a clases, y el segundo tema es el uso de la tecnología que se requerirá para este año, me refiero a dispositivos como celulares y computadoras, servicio de internet y vaya, incluso considerar si tenemos servicio de energía eléctrica.

El ciclo escolar arranca el 24 de agosto -ya en 13 días- y se avizora con incertidumbre, difícil en la parte económica y complicado en la enseñanza y en el aprendizaje a través de medios de comunicación electrónicos, específicamente la televisión –a las que el gobierno pagará 450 millones de pesos-, en plataformas digitales  y redes sociales, el reto para autoridades, profesorado, alumnado e incluso padres y madres, no es cualquiera, porque simplemente tenemos una gran brecha digital muy grande en nuestra sociedad.

El ciclo escolar  2019-2020 se terminó como se pudo, es una realidad y no se puede negar, maestras, maestros y autoridades educativas se las ingeniaron para terminar el ciclo, en el cual hubo vacaciones de Semana Santa, -esta vez las vacaciones más próximas serán hasta diciembre-, el alumnado hizo cosas que les pedían, repitieron temas, intentaron aprender otros sin mucho éxito, maestras y maestros dejaron que la comprensión fuera como se quisiera, y los alumnos no precisamente se disciplinaron.

En tanto, mamás y papás, los dejamos a la deriva, si aprendieron, que bueno, si no, pues ni hablar, muchos padres y madres no sabían de lo que sus hijas e hijos les hablaban, es más hasta marzo o abril, revisaron libros y libretas y se percataron o supieron de lo que hacían sus hijos en la escuela, bueno hubo quienes ni conocían a toda la plantilla del profesorado de escuelas secundarias por ejemplo, en donde hay mínimo 7 maestras y maestros que daban clases a nuestros hijos e hijas.

 No miento, tampoco exagero, hablo porque soy madre de un adolescente que cursa la secundaria, sé lo que digo y me quedan muy claros los escenarios que se vivieron.

Y vuelvo a la pregunta ¿Cómo nos estamos preparando nosotros?  ¿Cómo estamos preparando a nuestras hijas e hijos para la “NUEVA NORMALIDAD ESCOLAR?

Ya se veía que eran muchas las probabilidades de que el ciclo escolar fuera nuevamente virtual y ahora es una realidad, Usted ya por lo menos planeó lo siguiente:  

1.- Al momento de iniciar su horario de clases, nuestros hijos e hijas deberán estar presentables -no pijama, no sandalias-, bañados, desayunados y en un espacio que no se vea interrumpido.  

2.- ¿En estas vacaciones, los estamos levantando temprano?

3.- Ya les pedimos que preparen sus útiles y revisen qué materiales aún les sirven, colores, lapiceros, juegos de geometría, cuadernos y libretas o libros que puedan usar otros familiares o amigos.

4.- ¿Ya les pusimos un horario en sus actividades, de aseo personal, de colaborar en casa y de sus clases?

5.-¿Han trabajado en sus áreas de oportunidad, me refiero si han leído, repasado matemáticas, hecho ejercicios de lecto escritura, ortografía o  revisado los libros de historia?

¡Ya imagino sus respuestas!

El otro asunto es lo del uso de tecnologías, de dispositivos, empiezo a preguntar:

1-. ¿Con qué dispositivos tecnológicos contamos en casa o debemos tener? Me refiero si tiene Usted una computadora, televisión o pantalla, le recuerdo que este año Televisa, TV Azteca, Grupo Imagen y Milenio Televisión, transmitirán los contenidos escolares.

2.- Algo básico será contar con servicio de internet, ¿Es bueno el servicio que tiene contratado?  ¿La señal es de calidad?

3.- Y una pregunta más, ¿Sabemos usar la computadora, las plataformas digitales o los celulares?

¡Nuevamente imagino sus respuestas!

Estamos en una situación crítica, porque ahora la tecnología deberá obligatoriamente acompañar en el aprendizaje a nuestros hijos e hijas y sabe qué no toda la población está en condiciones de acceder y usar tecnología.

Por cierto, se acuerda que ya había autoridades estatales y municipales que decían que un servicio de sus gobiernos era el de internet abierto en plazas públicas, parques o centros comerciales, pues esta vez queremos comprobar si de verdad existe, porque ahora sí se requiere este servicio y para los hogares, el internet debería de ser un servicio del gobierno, no un servicio que pagamos los particulares y del cual se enriquecen unas cuantas empresas.

Una pregunta más ¿Hay servicio de energía eléctrica en su comunidad?

Porque estamos hablando de dispositivos, de internet, de aparatos electrónicos, pero ¿Hay luz eléctrica en donde vive?

Ese, es otro servicio público que deben proporcionar las autoridades, porque es fundamental para acceder y ejercer el derecho a la educación de la niñez, adolescentes y jóvenes.

En Tlaxcala tal vez el acceso a servicios como luz, drenaje, agua potable, alcantarillado sea “aceptable”, pero ya se imaginó en comunidades indígenas, en localidades en extremas pobreza que están colindando con zonas urbanas o poblaciones muy alejadas.

¿Qué piensa de este escenario?

¡Difícil, verdad!

Y mientras las autoridades andan en otros temas, por ejemplo en Tlaxcala, las y los “representantes del pueblo” -en el Congreso local-, se pelean porque haya más curules, como si la cantidad fuera sinónimo de calidad e inteligencia; otras personas de la política, se encuentran ávidos de ser elegidos para una candidatura; en tanto dirigentes de partidos políticos buscan no perder el financiamiento para participar en la elección del próximo año, y otras autoridades se desviven en la lucha contra la corrupción, pero hacen movimientos igual de claroscuros que los que critican, y  entre lo urgente y lo importante, pues atienden lo urgente, lo que les deje ganancia económica personal o ganancia política, porque las  verdaderas necesidades de la sociedad no les importan.

¿Sabe qué? Enfrentemos los retos, porque no será la primera vez que caminamos solos, nuestras hijas e hijos nos necesitan.

  • Red Nacional de Periodistas
Noemí Carmona
Noemí Carmona
Egresada de la Universidad del Altiplano, dedicada al quehacer periodístico desde el año 1998, con participación en medios impresos y electrónicos en Tlaxcala y Puebla. Apasionada de la radiodifusión y del trabajo social.

Comments are closed.