La SSC detiene en la capital a sujeto con réplica de arma de fuego
16 septiembre, 2020
Obtiene PGJE vinculación a proceso contra imputado por homicidio culposo en la Magdalena Tlaltelulco
16 septiembre, 2020

15 de septiembre (in) esperado

Elizabeth Muñoz Vásquez *


15 de septiembre de 2020

Sin pandemia, seguro Usted como mujer adulta anduviera corriendo para comprar y preparar algún platillo (o varios) para la noche y degustarlos en familia, pues de unos años a la fecha se ha vuelto una tradición la cena del 15 de septiembre.

O bien si es una mujer que trabaja fuera de casa, lo más seguro es que se presentó a trabajar medio día y salió de prisa a comprar precisamente para la cena o bien comprar lo necesario para que su hija o hijo, acuda al tradicional desfile del 16 de septiembre.

Otro escenario es que, sí es una mujer adolescente, joven y soltera estaría preparándose, arreglándose o comprando ropa, alimentos, botana y bebidas para llegar al convivio con amigas y amigos.

No sucede lo mismo con los hombres, porque ellos estarían simplemente llegar al festejo, o bien ir a comprar cosas que no les implique mayor esfuerzo, más que sacarlos de sus envolturas y servirlas.

Un escenario más es que sin pandemia, Usted ya estaría planeando salir por la noche “a dar el Grito”, ya sea en la presidencia de su comunidad, a la presidencia de su municipio, a Palacio de Gobierno o incluso ir hasta el Zócalo de la Ciudad de México, aunque tal vez temerosa o temeroso y tomando todas las medidas necesarias por este clima de inseguridad y violencia que prevalece en nuestro país.

Todos estos momentos que le planteo, se modificaron debido a la contingencia sanitaria que estamos viviendo por el virus de Covid-19 y ante ello no habrá actos oficiales públicos masivos, pero sí virtuales y el acto del Grito de Independencia se realizará en un tiempo muy corto y sin público.
Esto sucederá en gran parte del país, pero no faltan autoridades que están arriesgando a su personal y a sus poblaciones, y están atreviéndose a organizar celebraciones, tal es el caso del propio titular del Ejecutivo Federal que se empecinó y presidirá un acto por la noche -bajo la justificante de honrar a las víctimas de Covid- y arriesgando con ello la salud de las personas que trabajan en el servicio público y a los seguidores del mandatario; ni modo, no ha quedado claro que las palabras educan, pero el ejemplo arrastra.

Sí, la nostalgia nos invade en esta fecha, ya extrañamos salir, convivir con familiares y amistades, festejar cumpleaños, boda, bautizos, graduaciones, pero las condiciones no están dadas, eso lo debemos de entender; si es por trabajo o por cosas relacionadas a la salud entonces salgamos de nuestras casas, pero si es por diversión, entonces no se justifica, debemos esperar y cuidar a quienes viven en nuestras casas, principalmente personas adultas mayores y a quienes padecen enfermedades crónicas.

Si vamos a realizar una “noche mexicana”, que sea cada quien en su casa, o con pocas personas, ejecutando el protocolo del uso del cubre bocas y del lavado continuo de manos, vaya, este año hasta más barata resultará la cena, pues la cantidad de personas invitadas es reducida.

Si celebramos, entonces iniciemos recordando a las y los héroes que nos dieron Patria y Libertad, cantemos el Himno Nacional Mexicano y el de Tlaxcala, ambos son bellísimos y hagamos los honores respectivos, para que los más pequeños de casa -niñas y niños-, conozcan nuestra historia y la tradición de “dar el Grito”.

Compartamos alimentos, aprovechemos y veamos el concierto del cantante tlaxcalteca Carlos Rivera, realmente tenemos motivos suficientes para quedarnos en casa y no exponernos.

Critemos con todas nuestras fuerzas desde nuestros hogares ¡VIVA MÉXICO! cuidémonos nosotras y nosotros mismos, ya vimos que la contingencia sanitaria ha rebasado a todas las autoridades del mundo ¡México nos necesita!

Red Nacional de Periodistas

Noemí Carmona
Noemí Carmona
Egresada de la Universidad del Altiplano, dedicada al quehacer periodístico desde el año 1998, con participación en medios impresos y electrónicos en Tlaxcala y Puebla. Apasionada de la radiodifusión y del trabajo social.

Comments are closed.