Detienen a joven que intentó robar alcancía de limosnas en Cuauhtelulpan
20 octubre, 2020
Marco Mena y Cultura Federal acuerdan recuperación de palacio de cultura
21 octubre, 2020

Prestigio de Sedena, por encima de la integridad de las mujeres

Elizabeth Muñoz Vásquez *

¿Usted no se casa de escuchar hablar del combate a la corrupción y saber que no se avanza?

¿No le parece contradictorio que justo los que se erigen como paladines de la anticorrupción, resulten involucrados en delitos como narcotráfico, crimen organizado, lavado de dinero u otros?

Parece que entre más se combate la corrupción, más se lleva a cabo y por más acciones que se hagan en todos los niveles de gobierno (federal, estatal y municipal) e incluso en el sector privado, para abatirla, simplemente no hay resultados contundentes.

La corrupción no se acaba, a diario sabemos de casos y nuestra incredulidad nos ha rebasado, porque justo las autoridades que están para combatirla son las primeras en practicarla y nadie se escapa.

Veamos algunos ejemplos; el 10 de diciembre de 2019, Gerardo García Luna, quien se desempeñó como Secretario de Seguridad Pública con el entonces panista Felipe Calderón, fue detenido en Dallas, Texas, por cargos en Nueva York, por conspiración para tráfico de drogas y de realizar declaraciones falsas, el juicio sigue su curso.

Con el priista Enrique Peña Nieto, su administración quedó marcada con la famosa Casa Blanca, que en su momento se justificó que había sido adquirida con el sueldo obtenido por Angélica Rivera cuando laboró para Televisa como actriz, de esta administración hay más cosas, como el caso Lozoya, dos muestras muy claras de corrupción.

Con el actual gobierno morenista, ha habido varias cosas que no han quedado claras, está el asunto de la Secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, que no quedó resuelto el origen de sus bienes; de Manuel Barttlet acusado por conflicto de interés; de Pio López Obrador, por recibir dinero para la campaña del 2018 y también algo por aclarar es la manera de cómo se hacen licitaciones de obra pública -que han resultado ser designaciones directas- o adquisiciones de medicamentos, sin concursar.

Y así…decenas de casos de corrupción del gobierno federal en diferentes administraciones.

Tlaxcala no se queda atrás, ex diputados, ex alcaldes y alcaldes en funciones, con mal manejo de recursos públicos, tema que no ha sido resuelto, ni aclarado, tal es el caso de obras públicas que aparecen en las páginas de transparencia de los ayuntamientos como concluidas (ejemplo Tzompantepec) cuando no es así y en este sentido el Órgano de Fiscalización Superior (OFS) tiene mucho que decir, pero nadie cuestiona su trabajo.

Además de corrupción en el estado, se han generado otras acciones de desprestigio, muy lamentable fue saber que dos elementos de seguridad pública hace una semana fueron detenidos por personal de la Fiscalía General de la República (FGR) acusados por robo agravado y secuestro exprés, y no es la primera vez que sucede, casos hay también en los municipios.

Y qué decir de funcionarios estatales, que de la noche a la mañana su patrimonio ha crecido inexplicablemente, lo vemos, lo sabemos y lo peor es que no decimos nada, porque son hábiles y no dejan rastro de sus fechorías, y como diría un ex gobernador de Tlaxcala, “se les acusa de corruptos, más no de tontos”, por decirlo educadamente.

Un caso más es la detención de Salvador Cienfuegos, ex titular con Peña Nieto, de la Secretaria de la Defensa Nacional, (Sedena), acusado de cuatro cargos de narcotráfico en Estados Unidos.

Como lee, ejemplos tenemos muchos, hay demasiado material por analizar.
De este último caso, sorprende la defensa que hace el presidente López Obrador, hacia las fuerzas armadas, hace unos días dijo ”…que no es justo culpar a toda la oficialidad del Ejercito de estar involucrada en el caso Cienfuegos, si es que se demuestra que el ex secretario estuvo involucrado en el narco”.

¿Y sabe por qué sorprende? Porque justo el mandatario ha actuado así, culpando a todos, a los medios de comunicación, a las asociaciones civiles, a los empresarios, a los periodistas, a todas aquellas personas que no comulguen con él y su forma de pensar, a todas y a todos nos ha medido con la misma vara.

Tal fue el caso de las guarderías -todas eras corruptas; las asociaciones civiles todas eran y son corruptas; en los refugios para mujeres en todos hay corrupción, lo mismo en los Fideicomisos, todos son corruptos, menos los que están relacionadas a la Sedena y que por cierto no están en la lista de los que desaparecerán.

Y ahora, contradictoriamente nos pide que no pensemos que en la Sedena todos son corruptos o que todos están relacionados con el narco ¿De qué se trata?

Con todo respeto al mandatario, desde hace dos años las organizaciones civiles defensoras de derechos humanos de mujeres y niñas, así como mujeres periodistas, hemos pedido -luego exigido- que no se nos mida con la misma vara, sin embargo, no hemos sido escuchadas.

Por nadie meto las manos al fuego, pero sí conozco a personas y a asociaciones civiles que son honestas en su actuar y en su trabajo y además han dado resultados en beneficio de México.

Justo hemos pedido que no se nos mida con la misma vara, y que primero se analice y se quite lo que no sirve, que se fortalezca lo que puede ser rescatado y que se apoye a quien ha dado resultados, pero no, nos hemos topado con pared.

Es una gran acierto que nadie puede pedir lo que no puede dar, al Presidente le interesa el prestigio de una institución, a las defensoras de derechos humanos, a quienes trabajamos por erradicar la violencia de género, así como a las y los periodistas -que trabajamos con honestidad y para evidenciar justo esa corrupción que el sr. combate-, nos interesa algo más valioso ¡La integridad física y emocional de las niñas y las mujeres de nuestro país, que es México!
¿Eso es difícil de entender?

Red Nacional de Periodistas

Noemí Carmona
Noemí Carmona
Egresada de la Universidad del Altiplano, dedicada al quehacer periodístico desde el año 1998, con participación en medios impresos y electrónicos en Tlaxcala y Puebla. Apasionada de la radiodifusión y del trabajo social.

Comments are closed.