Capacitó PRODEP a más de dos mil maestros en línea en 2020
23 diciembre, 2020
Fortalecerá ayuntamiento de Tlaxcala estrategias de prevención por Covid-19
23 diciembre, 2020

¡2020, Inolvidable!

Elizabeth Muñoz Vásquez *



Estamos llegando al final del año 2020, un año fuerte, intenso que nos ha marcado la vida, por si decíamos que con lo que teníamos o con lo que vivíamos no éramos felices, pues mire, este año ha sido de muchas lecciones.

Usted ahora se dará cuenta, y nos hemos dado cuenta más bien de todo lo que hemos perdido y también hay que reconocer lo que hemos ganado, y no nos queda más alternativa más que adaptarnos.

Esta vez no hablaré de política, porque quienes andan metidos en ella -no obstante, a la contingencia sanitaria-, no entienden y no les importa su vida, ni la de su familia, ni tampoco de sus equipos de trabajo y menos la de la ciudadanía, políticas y políticos siguen haciendo sus reuniones y exponiéndose, son de oídos sordos y no tiene caso invertir tiempo en ello.
De lo que quiero escribir, es invitarlos e invitarlas a reflexionar sobre qué lección nos deja este año inolvidable, y sí, digo inolvidable porque lo bueno y malo que nos sucede todos los días, no se olvida, lo mantenemos en el baúl de los recuerdos y así será este año, qué si bien en el calendario finaliza el 31 de diciembre, la contingencia sanitaria no tiene para cuando, pues ahora hay una nueva cepa, y se asegura que lo hace más fuerte, invencible, de fácil contagio.

¿Qué aprendimos en este año?
Parece que en lugar de 12 meses, solo tuvo 4, inició en enero, luego transcurrió febrero, y de pronto en marzo nos pidieron resguardarnos, no toda la población pudo hacerlo, pero quien pudo lo hizo, sin embargo, se borraron los meses de abril a octubre, -Usted intente recordar qué hizo en esos meses- , y de pronto llega la celebración de Día de Muertos y Navidad, y la sociedad se resiste a resguardarse nuevamente, se resiste a no reunirse con su familia, a no estar juntos el próximo 24 y el 31 de diciembre, y nos resistimos porque la brecha de la distancia y de la convivencia en las familias se amplió, y eso duele; porque sí, hay que reconocer que extrañamos no dar un abrazo, no saludar de mano, no dar un beso, no quedarse por largas horas platicando, conviviendo, con la familia y con las amistades, es más hasta se extraña a las y los compañeros de trabajo.

Se quedaron muchos cafés pendiente de alguna reunión, para terminar un proyecto, para iniciar otro, se extraña no haber tenido en Tlaxcala las ferias patronales, no se pudo ir a comer a casa de amigas y amigos el tradicional mole, y algo que duele y duele mucho es que tampoco habrá carnaval, los trajes, los penachos, las castañuelas, las botas, se quedarán colgadas en nuestro ropero o en sus respectivas cajas, y bueno pues como anillo al dedo, dijera una figura pública, pues para quienes no les gusta el carnaval de Tlaxcala, en este 2021 descansarán, ahora si podrán circular libremente sin interrupciones o cortes a la circulación vial, pero segura estoy que en 2022 nos daremos el lujo de bailar en las plazas públicas, en los patios de las casas, en las calles y en los caminos, y bailaremos con todas las ganas y luciremos nuestros mejores pasos y nuestros mejores vestuarios, y vibraremos con la música del carnaval de nuestro querido Tlaxcala y estaremos en entrevistas de radio, como las que nos han hecho en Radio Huamantla, y estaremos en la televisión y en las redes sociales.

El año 2020, inolvidable, nos arrojó también de un empujón al mundo de lo digital, no sabía usar redes sociales o plataformas, pues ahora ya sabe, y tuvo que aprender porque sus hijos e hijas estudian en línea, porque trabaja Usted desde su casa, porque no era de querer aprender, era obligatorio aprender.

Se quedó sin empleo, estoy segura que Usted se reinventó con tal de llevar un ingreso económico a su casa, y de pronto se descubrió haciendo cosas que jamás imaginó, o que le daban pena, o a las que les tenía miedo, ahora somos otras personas.

Las medidas de higiene aumentaron, ahora un simple lavado de manos nos puede salvar la vida, un estornudo correcto también es fundamental, y ahora en su bolso carga un cubrebocas o bien en la bolsa del pantalón o de la chamara.

Sabe Usted, hay mucha razón en esa frase que dice en redes sociales “éramos felices y no lo sabíamos” y quien lo escribió tuvo toda la razón y además se cumplió ese dicho de que nadie sabe que tiene hasta que lo pierde.

Y como dijo Charles Darwin en 1859, en su libro “El origen de las especies”, quinto capítulo: “Las especies que sobreviven no son las más fuertes ni las más inteligentes, sino aquellas que se adaptan mejor al cambio” y eso es justo lo que necesitamos aprender, a adaptarnos.
Deseo para todas y todos un fantástico 2021.

¡2020, año inolvidable, año 2021 totalmente retador!

Red Nacional de Periodistas

Noemí Carmona
Noemí Carmona
Egresada de la Universidad del Altiplano, dedicada al quehacer periodístico desde el año 1998, con participación en medios impresos y electrónicos en Tlaxcala y Puebla. Apasionada de la radiodifusión y del trabajo social.

Comments are closed.