Retoma Ayuntamiento de Tlaxcala servicio de Tesorería
3 febrero, 2021
Fortalecer la educación técnica para impulsar el desarrollo de Tlaxcala: RLM
3 febrero, 2021

¿Los mejores hombres de Tlaxcala?

Elizabeth Muñoz Vásquez*

No obstante a la pandemia por el COVID-19, y las cifras tan altas de contagios y fallecimientos en el mundo, en el país y en Tlaxcala, el trabajo político no se detiene, aún, cuando ya hay voces que señalan que las elecciones del próximo 6 de junio, se debieran de posponer.
Sin embargo, el pasado fin de semana, la Coalición Unidos por Tlaxcala integrada por los partidos PAN, PRI, PRD, PAC y PS, dieron a conocer los ejes rectores que según sus dirigentes, impulsarán en conjunto durante la próxima campaña electoral, con cara a la elección del 6 de junio.
De inicio, es difícil ver como se mezclan agua, aceite y tierra, en un proceso muy, muy, muy forzado, pero sobre todo lleno de intereses personales tanto de personajes y de grupos políticos que siempre han tratado de mantenerse en el poder, y que –Tlaxcala no les ha interesado, porque los problemas fundamentales siguen presentes-, ahora bajo el argumento –que yo más bien lo calificaría de pretexto-, de querer a Tlaxcala y de trabajar por nuestro estado, están dispuestos a unirse y ganar las preferencias ciudadanas, solo que el mensaje del pasado fin de semana, que tendría que haber sido contundente, oportuno, llamativo, interesante, innovador, incluyente y con perspectiva de género, fue un simple discurso, retórico, sin sustento, irreal, y vaya, hasta poético de parte de quienes hicieron uso de la palabra.
Seguimos en las mismas condiciones, los mismos personajes, las mismas promesas, las mismas frases, las mismas evasiones de la problemática real que caracteriza a Tlaxcala, los mismos agradecimientos a quien según trabaja, simplemente no se avizora un cambio, no se avizora un golpe de timón con esta Coalición, -tampoco con la otra, aclaro-, de inicio pareciera que su candidata a la gubernatura no tiene el poder y tampoco la presencia, solo dar las gracias a los dirigentes estatales de los 5 partidos políticos que se han unido, no es suficiente, porque ni siquiera estos dirigentes son los que hacen el trabajo a ras de tierra, y ni siquiera hubo un agradecimiento a las y los que presiden los comités municipales, a las y los aspirantes a alcaldías, diputaciones y presidencias de comunidad, que ya andan trabajando para ganarse la candidatura que buscan ¿Eso no se reconoce? ¿Ese trabajo no cuenta?
Resalto aquí, parte de lo que hablaron los líderes partidistas en su gran evento:
Serafín Ortiz (PAC), quien presentó la propuesta de “un gobierno para todos”, leyó un discurso patriarcal, poético y desfasado para este siglo XXI, al señalar “vislumbramos en el futuro próximo una forma distinta de hacer gobierno, que sea democrático, participativo e incluyente con los mejores hombres tlaxcaltecas…es un acto inédito…”
¿De verdad será democrático, participativo e incluyente?
Porque cuando se usan esos 3 términos, es porque se van a visibilizar a las mujeres, y aquí no se hizo eso, al contrario, afirmó que se va a gobernar con “los mejores hombres tlaxcaltecas”, vaya, hasta le faltó al respeto a la propia candidata a la gubernatura ¿No se ha dado cuenta que es una mujer, quien representa a la Coalición de la que forma parte su partido?
Gilberto Temoltzin (PAN), por su parte habló de “participación social; la colaboración de la gente y datos abiertos“, sin embargo el seguir usando el término “gente”, es dar por hecho que ahí están hombres y mujeres, y no es así, se tiene que especificar, porque lo que no se nombra no existe, y se le olvidó al dirigente panista ponerle números a la brecha de género que existe en el acceso a las tecnologías de la comunicación y de la información, y esto se vive ahora con la pandemia, existen cifras en población infantil, adolescencia y juventud de quienes no podían accesar a las plataformas digitales para estudiar o trabajar, porque no sabían usarlas o no contaban con ellas.
En tanto el priista Noé Rodríguez habló de “un gobierno de resultados…que conduce a la entidad en un crecimiento económico, de salud, educativo, e impulsa la calidad de vida y el desarrollo social” ¿De verdad habla de calidad de vida? Cuando en Tlaxcala, la trata de personas con fines de explotación sexual, la violencia familiar, los feminicidios, la desaparición de mujeres adolescentes –con casos que no han sido resueltos como el de Karla y Daniela-, el alto índice de embarazos en niñas y adolescentes, y una inseguridad social al borde, no han sido resueltos, cómo es que se atreve a prometer o afirmar, cuando en el presente los hechos lo contradicen.
De Patricia Zenteno (PS), las mujeres esperamos otro discurso en su calidad de lideresa de su partido, que sea empática con la problemática de las mujeres de Tlaxcala, pero no ha sido así, parece temer a usar un lenguaje incluyente, a reivindicar los derechos de las mujeres, a demostrar que mientras unas luchan, otras mujeres, las que están en puestos de toma de decisión, deben hacer valer esa lucha, pero no es así; Zenteno se dirige con mucha cautela, para no incomodar a alguien y está desaprovechando el espacio con el que cuenta, ahora hemos avanzado, y ya no solo hablamos de equidad, también pedimos una igualdad sustantiva, y en lugar de solidaridad, las mujeres hablamos de sororidad.
Y qué decir del recién nombrado líder del PRD, Julio Cesar Pérez González, quien también habló de la inclusión de diversos sectores, pero no los nombra, nunca lo hizo, y no se refirió a esos sectores sociales desfavorecidos, no habló de mujeres, de juventud, de población infantil, de personas en condición de discapacidad por ejemplo, pero prefirió hablar de la autonomía del Órgano de Fiscalización Superior (OFS), que es importante claro, pero hay asuntos que tratar con mayor urgencia.
Así, con estos discursos tan banales y superfluos, no se puede tener confianza, no se genera una mínima intención de creerles, de otorgarles el voto el próximo 6 de junio, de verdad no se avizora un golpe de timón en la forma de hacer política, las mujeres seguimos invisibilizadas en Tlaxcala, y reitero ¡Lo que no se nombra no existe!
Y así lo dejaron en claro 5 partidos políticos, que pretender gobernar con “los mejores hombres tlaxcaltecas”, no obstante a que es una mujer a la que postularon para candidata a gobernadora, y además se les olvida que deberán cumplir con la paridad y de ganar el 6 de junio la elección, el gabinete estará integrado por el 50 % de mujeres y el 50 % de hombres.

Red Nacional de Periodistas

Noemí Carmona
Noemí Carmona
Egresada de la Universidad del Altiplano, dedicada al quehacer periodístico desde el año 1998, con participación en medios impresos y electrónicos en Tlaxcala y Puebla. Apasionada de la radiodifusión y del trabajo social.

Comments are closed.