Capturan PGJE, SSC y policía de Tetla a cuatro imputados por robo a tienda de conveniencia
24 febrero, 2021
Reflexionan en la UATx sobre los 500 años de la fundación de la Ciudad de México
24 febrero, 2021

Ya Chole vs Ya Me Cansé

Elizabeth Muñoz Vásquez*

En 15 días exactamente, se conmemorará el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, fecha que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estableció en 1975 a petición del movimiento de mujeres feministas del mundo, quienes exigieron en diversos foros y países que en esta fecha se recordara a las mujeres obreras que murieron en una fábrica de Nueva York (Triangle Shirtwaist), en la que perecieron un total de 123 mujeres y 23 hombres. La mayoría eran jóvenes inmigrantes de entre 14 y 23 años de edad.

En las últimas dos décadas, la conmemoración del 8 de marzo ha ido cobrando cada vez más fuerza. Hace un año, las movilizaciones en el mundo fueron de una gran participación femenina, usted recordará que a otro día se realizó el movimiento 9M: #UnDíaSinNosotras, que significaba que las mujeres nos ausentáramos de todas las actividades que cotidianamente realizamos tanto en el ámbito doméstico, como en el campo laboral con retribución y demostrar con nuestra ausencia, la importante aportación que hacemos las mujeres en cualquier lugar donde nos encontramos.

Sin embargo, no obstante, a que demostramos nuestra fuerza y poder, nadie esperaba que un minúsculo, pero potente virus nos regresaría a casa, a realizar doble o triple jornada en un solo lugar; y para muchas mujeres fue peor, pues les ha significado vivir con un violentador, estar cerca de él, a soportar sus maltratos físicos, psicológicos, económicos e incluso sexuales.
La pandemia hizo a las mujeres retroceder camino andado, en cuanto a la lucha de sus derechos, el conocimiento, ejercicio y defensa de éstos, ahora parece que entre más se denuncia la violencia de género, más se nos violenta.

Nos enteramos de decenas de casos de violencia extrema, como los feminicidios; de situaciones de acoso, de hostigamiento, de diversos tipos de violencia, mismos que se han naturalizado en la sociedad, que los ve normal.

Por defendernos, nos dicen exageradas, violentas, nos tildan de locas y nos piden guardar silencio, agachar la cabeza y recibir cualquier tipo de expresiones.

Por ejemplo, el “Ya Chole”, que expresó el titular del Poder Ejecutivo hace unos días.

¿Está cansado? Me pregunto.
Cansado de apenas gobernar al país poco más de dos años, cuando luchó 18 años para llegar a ese puesto.

¡Que contrariedad!
Su frase denota cansancio, hartazgo e intolerancia, mucha intolerancia.
¿Por qué?
¿Por qué se cansó ya?
Dijo durante muchos años conocer la problemática del país, la problemática de las mujeres y de todos los sectores de la población mexicana y prometió transformar a México, por eso su movimiento de la Cuarta Transformación.
¡Y ahora nos dice “Ya Chole”!

Su frase es igual a la de Jesús Murillo Karam, ex procurador del país en el gobierno de Peña Nieto, cuando expresó “Ya me cansé”, refiriéndose al caso de los 43 estudiantes desaparecidos.

¿Entonces, cuál transformación?
¿Qué diferencia existe entre un militante del PRI y un ex militante del mismo partido, que dijo irse del tricolor porque no resolvía la problemática del país -entre otras cosas- y prometió transformarlo?
No hay ninguna diferencia, evidentemente. Aunque hay que reconocer que el retroceso al que está llevando al país, también es transformación.
Por lo pronto, las mujeres defensoras de derechos humanos, las del movimiento feminista y todas aquellas que se sientan vulneradas en sus derechos humanos por las autoridades -sin importar el partido político-, paramos, marchamos y nos organizamos para conmemorar el 8 de marzo.

¡No queremos el día!¡No queremos flores, chocolates o canciones!
¡No queremos adulaciones el 8 de marzo!
¡Queremos respeto, vivir libres de violencia, caminar seguras por la calle y estar seguras en nuestra casa!
¡Queremos paz, igualdad y equidad!
¡Nunca más tendrán la comodidad de nuestro silencio!
¡Jamás aceptaremos un ¡Ya Chole!
¡Porque más bien somos nosotras las que deberíamos gritar Ya Chole, con las autoridades que nos gobiernan y no dan resultados!
Red Nacional de Periodistas

Noemí Carmona
Noemí Carmona
Egresada de la Universidad del Altiplano, dedicada al quehacer periodístico desde el año 1998, con participación en medios impresos y electrónicos en Tlaxcala y Puebla. Apasionada de la radiodifusión y del trabajo social.

Comments are closed.