Solo una escuela presenta daños considerables tras sismo del 7 de septiembre: SEPE
13 septiembre, 2021
Acuerdan normal y SEPE-USET trabajo coordinado
14 septiembre, 2021

En noviembre de 2020 la Cámara de Diputadas y diputados aprobó, en lo general y en lo particular, el dictamen que reforma y adiciona los artículos 4º y 73 de la Constitución Política, en materia de Sistema Nacional de Cuidados.
El documento avalado en lo general por mayoría calificada de 329 votos a favor, precisa que toda persona tiene derecho al cuidado digno que sustente su vida y le otorgue los elementos materiales y simbólicos para vivir en sociedad a lo largo de toda su vida.
Esta iniciativa responde a la grave desigualdad que prevalece en nuestro país, ya que datos de la Encuesta Nacional de Discriminación (ENADIS, 2017) señalan que el 52% de las mujeres que no trabajan, no lo hacen por tener que dedicar su tiempo de manera exclusiva a las labores del hogar y otro 16% porque no se los permiten. De ahí la importancia de
esta iniciativa aprobada para integrar el derecho al cuidado a la Constitución, ya que es una forma de reconocer tanto la importancia y el valor del trabajo de cuidados que se realiza cotidianamente, como el esfuerzo, tiempo y energía que se requiere para realizarlo.

Para Nadine Gasman, presidenta del INMUJERES, es necesario ver los cuidados desde tres aristas: los cuidados como un asunto de derechos humanos y de justicia social; como un factor para la autonomía económica de las mujeres y como la oportunidad de construir espacios de paz y seguridad.

Margarita Garfias de la colectiva “Yo cuido”, destacó que el trabajo de cuidados es un trabajo que se hace de manera precaria, recae en los hogares, en las mujeres y se hace sin los conocimientos necesarios, sin equipo e insumos médicos, por lo que se requiere de una política integral que se construya desde el territorio y que cuente con recursos públicos
y sociales suficientes.

De tal forma que la iniciativa aprobada es de fundamental importancia por las dos vertientes que abarca, por un lado, porque reconoce el derecho al cuidado, ya que se modificó el artículo 4º constitucional, para precisar que el Estado garantizará el derecho al cuidado digno con base en el principio de corresponsabilidad entre mujeres y hombres, las familias, la comunidad, el mercado y el propio Estado en las actividades de cuidado, así como la
libertad que tienen las personas para decidir si adquieren o no como obligación el cuidar a quien lo requiera, y el derecho para decidir la distribución del tiempo propio acorde a sus necesidades e intereses.
El dictamen, enviado al Senado resalta que para garantizar el derecho al cuidado digno se implementará el Sistema Nacional de Cuidados, que incluye sus dimensiones económica, social, política, cultural y biopsicosocial, así como políticas y servicios públicos. Por otra
parte, se reconoce la necesidad de pagar a quienes realizan estas tareas de cuidados, brindarle los insumos necesarios para llevarlos a cabo5
. Con esta acción, se avanza en lograr la igualdad entre mujeres y hombres y sobre todo, abre una nueva vía para que las mujeres accedan al mercado laboral y se les garantice el acceso al derecho al trabajo remunerado, sin duda, un gran avance hacia la igualdad en nuestro país.

Noemí Carmona
Noemí Carmona
Egresada de la Universidad del Altiplano, dedicada al quehacer periodístico desde el año 1998, con participación en medios impresos y electrónicos en Tlaxcala y Puebla. Apasionada de la radiodifusión y del trabajo social.

Comments are closed.